Reseña VII. Seminario Carlos Dante García. EOL

En esta clase, Carlos Dante García retoma de la clase anterior las formas variadas de imponer el objeto, posiciones subjetivas, hombre y mujer:

  • objeto fetiche, forma que impone a su objeto el hombre
  • objeto erotómano, forma que impone a su objeto la mujer.


Un sexo va a buscar en el otro sexo la forma que impone a su objeto, hay que ver si lo encuentra.

El objeto fetiche se satisface prescindiendo de la palabra, es un objeto que no habla, inerte, objetivado.

La homosexualidad masculina es aquella que lleva al extremo eso de no hablar. El acuerdo para el goce es a través de señas, a través de gestos se entienden.

El objeto de lado mujer es un objeto erotómano, la palabra del A es un elemento intrínseco a su nombre.

Miller (1) nos enseñara de las transformaciones subjetivas que se pueden desplegar en el recorrido de un análisis:

1)    Es necesario en un análisis pasar de la relación imaginaria a la simbólica, esto pasa cuando son tocados todos los prestigios del yo, todas las significaciones.

2)    Caída de las identificaciones fálicas, el sujeto debe dejar de ser el falo.

3)    Atravesamiento del fantasma

4)    El sinthome

Miller (2) dice que se puede hacer un análisis sin que se tenga la menor idea acerca de su fantasma, análisis sintomáticos, nunca haberlo incluido en  un análisis.

Hablar del fantasma va en contra de los ideales y  genera; vergüenza, placer y excitación sexual.

En el sinthome se anuda; síntoma y fantasma.

El analista debe preservar 3 características, exigencias:

  • no emitir nunca jamás ningún juicio moral, de todas las cosas que pueda decir un paciente
  • juicio pragmático, así no se hace, así no se habla en un análisis,
  • juicio epistémico, que no se ponga en juego lo que el analista sabe.


Miller en el Seminario sobre el partenaire, se pregunta, ¿Qué es un síntoma?

Es la investidura libidinal de la articulación significante en el cuerpo, modo de gozar, de encontrar satisfacción, y de manera doble: del saber inconsciente y del partenaire, con el cuerpo de la pareja, modo de gozar del cuerpo del A.

¿Como entender el cuerpo del A? el cuerpo del A implica dos dimensiones: goce del cuerpo propio y del cuerpo del prójimo como medio de goce del cuerpo propio.

El cuerpo del A como lo viviente.  Distingue el A como goce del cuerpo  del  A vaciado de goce.(3)

¿Que se debe hacer para terminar un análisis?(4)

  • Lo imaginario se debe franquear, operación de reducción.
  • A las identificaciones hay que hacerlas caer y la subjetividad tambalea.
  • Se atraviesa el fantasma, con el síntoma se debe vivir.


El que no ve su fantasma vive gobernado por él y se seguirá comportando ciego, guiado por él de la misma manera,  el que si ve su  fantasma, lo percibe como anteojera que limita las posibilidades de lo que se  ve en el mundo, limitando su accionar.

Para la próxima, las distintas fórmulas que Miller propone para la relación entre:

hombre – mujer
mujer  –   mujer
hombre – hombre

Siempre entre estos hay un síntoma, como cadena significante, como goce del cuerpo; desdoblado en el cuerpo propio y el cuerpo del A.

Pregunta del público sobre el juicio epistémico; CDG dice que lo que opera como saber del analista no es lo que sabe, sino lo que no sabe, hay que suspender lo que se sabe. Cada caso hay que tomarse como si fuera el primero, poniéndose entre paréntesis lo sabido de otros casos. No sabe la cadena inconsciente del sujeto que está en análisis.

Bibliografía:

1)    Miller, Partenaire síntoma, pág. 317 en adelante.
2)    Miller, Síntoma y fantasma
3)    Miller, Partenaire síntoma, pág. 405
4)    Ibíd. pág. 409

“Loca de Amor”

À la folie… pas du tout, Loca de Amor, película del año 2002 dirigida por Laetitia Colombani. 
Un modo cinematográfico de abordar la erotomanía, también conocida como delirio pasional o síndrome pasional mórbido, fue mencionada por primera vez en la literatura psiquiátrica en 1623 en el tratado” Maladie d’Amour ou Melancolie Erotique”, de Jacques Ferrand. Pero fue a partir de la descripción de de Clérambault que toma ese nombre.
Gaëtan-Henri-Alfred-Edouard-Léon-Marie Gatian de Clérambault, nació en Bourges , Francia, en el año 1872. Estudió Artes Decorativas y por influencia de su padre cursó estudios de Derecho y luego de Medicina con el único propósito de ser psiquiatra. Dedicó su vida a dos grandes pasiones, el estudio de las enfermedades psiquiátricas y la fotografía de la técnica del drapeado (los pliegues) del albornoz árabe. Su obra psiquiátrica fue influenciada por su trabajo en la Enfermería Especial de Alienados de la Prefectura de Paris. En esta institución recibía, evaluaba y decidía si las personas que llegaban ( prostitutas, delincuentes, vagabundos, etc)  detenidas por generar disturbios en la vía pública, eran alienados o no. Su modo de interrogar a los pacientes era sumamente preciso, decía que era fundamental ir a lo esencial y consideraba necesario presionar al paciente (contaba solo con 96 horas para realizar estas evaluaciones) debido a la reticencia a confesar sus delirios. Se dice que realizó cerca de quince mil certificados.
Su otra gran pasión fue el estudio de las técnicas del drapeado (pliegues) del albornoz árabe. De la técnica del drapeado decía que “Una vestimenta drapeada debe ser definida por el esquema de su construcción. El mismo es proporcionado por tres órdenes de elementos: El punto de apoyo principal, el movimiento de la tela que parte de ese punto y los nombres de las zonas recubiertas y la manera de adaptarse a ellas”.
Excelente semiólogo, exquisito observador, se ocupaba no solo de los síntomas, sino que intentaba dar cuenta de su lógica.
Si bien se puede pensar que el delirio de amor es un amor romántico, una unión espiritual, fue de Clérambault en el año 1921, quien ubicó claramente la presencia de lo sexual en el delirio y también la inmensa actividad del sujeto erotómano. A partir de la observación y estudio de casos dedujo la presencia en este síndrome pasional mórbido de un postulado inicial: “el postulado erotómano”. Lo explico, lo formalizó, aplicó sus variantes y las deducciones que de él se obtienen, que siempre son datos referidos al objeto. Su lógica implacable lo llevaba a interrogarlos, y  “accionarlos”, en su decir, para poner en evidencia el elemento “esperanza” siempre presente en este cuadro.
El postulado fundamental presente en la erotomanía es ” El me ama”. Todas las convicciones del sujeto erotómano tienen su origen en las deducciones que de él se obtienen. Los sentimientos generados por el mismo son Orgullo, Deseo, Esperanza.
Esta película admite una lectura lacaniana, desde el modo de abordaje del cuadro, develando paso a paso los elementos que se deducen del postulado erotómano, que dejan en evidencia la sujeción del sujeto a ese fenómeno y permiten leerlo como nos advierte J.Lacan en su tesis de doctorado como una proposición, tomada como un “principio sin demostración”. Así también permite ubicar las coordenadas del desencadenamiento: La protagonista en el marco de haber ganado una beca y una subvención para sus estudios, recibe de un desconocido una rosa (iniciativa del Otro) y se desencadena la psicosis. Ya este simple acto es leído desde la lógica implacable del postulado, se podrá seguir su construcción delirante y la serie de pasos que van desde la esperanza, pasando por el despecho y concluyendo con el rencor.
     POSTULADO EROTÓMANO: “EL ME AMA”
Postulado fundamental:
* Es el Objeto el que ha comenzado                      
* Es el objeto el único que ama, o el que más ama  
* El objeto es de rango superior más elevado, social y o culturalmente
Temas derivados que son observados como evidencias del postulado:
-El objeto no puede ser dichoso sin el pretendiente.
-El objeto no puede tener un valor completo sin el pretendiente.
-El objeto es libre, su matrimonio no es válido.
 Temas derivados que se comprueban:
-Vigilancia continua por parte del Objeto.
-Protección continua por parte del Objeto.
-Intrigas de pensamiento por parte del Objeto.
-Conversaciones indirectas con el Objeto.
-Recursos enormes de que dispone el Objeto.
-Simpatía casi universal que inspira el romance en curso.
-Conducta paradójica y contradictoria del Objeto (cualquier conducta , no hablar, irse, rehuir, es leída desde el postulado y es signo de amor).                                                                           
                                                                    

http://www.youtube.com/watch?v=BaugvPKWQnk

Lectura Lacaniana-Películas. Seraphine: “Pintar con sangre- Un desencadenamiento”

Película biográfica protagonizada por Yolande Moreau y Dirigida por Martin Provost.
La película muestra la historia de Séraphine Louis o Séraphine de Senlis (1864-1942) a partir del encuentro con el coleccionista de arte Wilhelm Uhde. Pintora francesa de estilo naif, nunca tomó clases de pintura. Era huérfana desde los 6 años de madre y padre, y fue criada por su hermana mayor. Trabajó como pastora y a partir de los 17 años como asistente en el convento de Hermanas de la Providencia. A partir de 1901, a la edad de 34 años, comenzó a trabajar como criada en varias casas de Senlis, y fue en una de estas casas donde conoce al famoso coleccionista de arte Wilhelm Uhde ( se alojaba temporalmente allí) quien descubre accidentalmente uno de sus cuadros.
Hasta ese momento Seraphine, pintaba a solas, aislada en su pequeña habitación, ella misma preparaba sus lienzos y las pinturas, una base de pintura de la época mezclada con cera líquida de velas de la iglesia, trozos de tierra, sangre de órganos de animales y de sus propias heridas, que aplicaba a las telas dándole a su obra una intensa y vívida tonalidad… decía que pintar era obra de su ángel de la guarda , que se le había presentado en persona y le había ordenado pintar.  Interrogada por Uhde sobre la intensidad de los colores de sus obras refería “cada uno tiene sus secretos, si lo cuento, dejaría de ser un secreto…. “. Wilhelm Uhde no solo compra sus cuadros, sino que la incita a seguir pintando, a dejar su trabajo de criada y dedicar su tiempo solo a la pintura. Comienza a patrocinarla para que ella pueda hacerlo. A partir de ahí Seraphine abandona su trabajo doméstico y dedica sus horas a la composición de obras de arte.
Desde una lectura lacaniana de este film, podemos articular una de las formas de desencadenamiento de las psicosis que J.Lacan cita en el Seminario 3 “Las Psicosis”, en la página 360 : ….“ ¿No palpamos ahí en nuestra experiencia misma, y sin tener que buscar demasiado lejos, lo que está en el centro de la entrada en la psicosis? Es lo más arduo que puede proponérsele a un hombre, y a lo que su ser en el mundo no lo enfrenta tan a menudo: es lo que se llama tomar la palabra, quiero decir la suya, justo lo contrario a decirle si, si, si a la palabra del vecino. Eso no se expresa  forzosamente en palabras. La clínica muestra que es justamente en ese momento, si se sabe detectarlo en niveles muy diversos, cuando se declara la psicosis”…
Seraphine, sostenida en los restos y aislada del mundo para pintar, ante la iniciativa insistente del otro, pasa de realizar las pinturas en un espacio íntimo y pequeño, a mudarse a una gran casa, sus cuadros cobran mayores dimensiones y empieza a firmarlos bajo el nombre de S. Louis …… convocada a asumir un nombre propio, que la diferencia de los otros, empujada a tomar la palabra ….. su psicosis se desencadena .

 

Reseña VI. Seminario Carlos Dante García. EOL

Un sexo va a buscar en el otro sexo la forma que impone a su objeto.

Con esta frase Carlos García comienza su seminario del día de la fecha, continuando con el tema: “Las estructuras de la sexuación: fundamentos de los nudos”.
Menciona dos películas, Serafine, acerca del desencadenamiento, y Loca de Amor, acerca de una erotomanía, anuncia que se subirán  los links a la página: www.lecturalacaniana.com.ar,   en la sección de Invitaciones y Eventos.

También a través de ciertas referencias literarias, ubicar obras que nos enseñen algo del deseo femenino y masculino, manifestación del otro de la cultura, algunos rasgos de la subjetividad.

Están confirmadas la presencia en el seminario de Fernanda García Lao y Gabriela Cabezón Camara, escritoras,  para que ellas nos digan como construyen en sus textos las características de deseo en el hombre y en la mujer.

Miller (1)  habla del análisis que comienza, el que dura y el que termina.

Dice que un análisis comienza de lo amorfo, del malestar impreciso a lo que tiene forma.

Miller apela a la repartición sexual, al uso que se le da a los nudos.
En un análisis, depende del hilo que se tire de los redondeles, esto quiere decir que se puede desarrollar un análisis sin que se vea nada del fantasma o los fantasmas y/o el síntoma. Depende de cómo interpreta el analista para que esto se de.
La elección sexuada incluye el deseo, el amor y el goce.
Miller (2) nos dice que depende de la intervención del analista enunciar el fantasma.
También (3) dice que la clave es entender y captar en la clínica que todo lo que alguien dice en un análisis se base en la frase con que comenzó el seminario: “Un sexo va a buscar en el otro sexo la forma que impone a su objeto”.
Como habla el otro sexo de su objeto. Cada sujeto está en relación a un objeto.
En el caso de la mujer es el A tachado.
En el caso del hombre es el a, objeto fetichista. Un efecto del análisis es aflojar esta imposición. La cuestión es como se va a tirar del hilo en estas cuestiones.
Los retratos provienen de la sabiduría de las naciones. Los retratos dice Miller de Freud (4) y de Lacan.

Mujer Freudiana

Mujer Lacaniana

Tiene una sola brújula, así la caracteriza Freud, le responde al hombre y trata de imponer al hombre, primero vivir, primero las satisfacciones, el modo de vivir, no les interesa los ideales.

La posición de Lacan es darle un lugar relevante a la mujer, la hace depositaria de:

-los ideales de la tradición

– de la cultura

– lo que decanta el lenguaje para fortalecer los lazos y mantenerlos. En cambio el hombre deambula arrastrado por quimeras, por ideales.

Los ideales le vienen a la mujer del  hombre, hay una dependencia femenina con respecto al amor.

La mujer desorientada es la que no sabe lo que quiere y se puede obtener cualquier cosa, capricho y del lado del hombre dice saber lo que quiere y no lo consigue.

 
   


Lacan dice que las fórmulas sexuales no hacen pareja, se trata de algo que no coincide como pareja. Cada goce es propio, no se relaciona con el goce del otro.
En el Partenaire síntoma  Miller dirá que el amor, goce y deseo se concentra en una sola palabra: Liebe.
El goce macho tiene tres características:
1)    Finito, no abre a la dimensión infinita, calcula, forma parte de la manera en que puede ser su posición amenazada
2)    El goce esta perfectamente localizado.
3)    El goce macho es contable
4)    Es enumerable, participa en número
5)    Es elemental
Su inconsciente va hacer que se le imponga su objeto a, objeto fetiche al partenaire.
Uno # Otro, lo que no es idéntico a mi.
El objeto fetiche se satisface sin usar la palabra.
El objeto fetiche es el silencio que implica su objeto:
-no habla, no es necesario
-Es inerte, no se mueve
-Es objetivado, basta hacer signos, no es necesario hablar.
El objeto de la mujer le exige que hable, desde la palabra amorosa a la discusión.
Para la mujer el A tachado, este implica la necesidad en la mujer del goce de la palabra, este es el goce femenino suplementario, goce erotómano de la mujer.
Hace falta algo más que el goce peneano, es un goce que necesita pasar por el amor, cada uno tiene su objeto y no hay pareja del lado del goce.
Bibliografía
1)    Miller, Sutilizas analíticas, Capítulo Tres modalidades de análisis
2)    Miller, síntoma y fantasma
3)    Miller, Partenaire síntoma, capítulo “Una repartición sexual”
4)    Freud, Malestar en la cultura, La femineidad

Textos sugeridos
Fernanda García Lao, Como usar un cuchillo
Flaubert, Madame Bouvary

Cine y psicoanálisis

Cine y Psicoanálisis: La lectura lacaniana de un filme está orientada al igual que la interpretación: va en contra del sentido. De este modo convocamos a nuestros lectores a encontrar en cada película, los detalles, lo que no encaja en la trama; algo de lo que el cine produce y que el psicoanálisis toma de la época. También aquello que del psicoanálisis ha sido expresado en los filmes por efecto de la inclusión del psicoanálisis en la cultura. Los amigos, lectores y afines a nuestra página, están invitados a sugerir y proponer películas, videos y documentales. En ese caso, envíen un mail a lectura lacaniana .Que la articulación cine y psicoanálisis haga, uno por uno, el lugar para que puedan extraer desde el entretejido de la trama ficcional, los puntos de saber que bordean las aristas de lo real. Luz, cámara… acción!

 
 

Biblioteca Argentina para Ciegos.

                  

 

         Obras de Nuñez, Heinze, Lauro, Castelnuovo-Tedesco              

                        Moreno Torroba y Tansman.

 

 

 

 

           Sábado 22 de Junio 18:00 hs

           Lezica 3909    1° Piso- C.A.B.A.

 

 

 

                                       Entrada Libre y Gratuita

Reseña V. Seminario Carlos Dante García. EOL

Tema próxima clase: “Las estructuras de la sexuación: fundamentos de los nudos”
 

Continuando con el tema Ligazones freudianas- nudos lacanianos”, Carlos Dante García anuncia que próximamente en la página web: www.lecturalacaniana.com.ar,   se incluirán películas significativas para el Seminario. (1)


La semana pasada habló de la estructura subjetiva del hombre, hoy será de la estructura subjetiva de la mujer.


Toma el texto de Lacan Decolaje o despegue de la escuela, texto de 1980,    para situar la estructura subjetiva de la mujer.


Cuando Lacan disuelve la escuela, Dice: “se me imputa pensar que son hombres”, pensar que algunas mujeres son histéricas y al ser histéricas son hombres, y son hombres por ser histéricas, no por ser mujeres. El goce fálico no las acerca a los hombres, más bien las aleja.


1)    El goce fálico no las acerca a los hombres, más bien las aleja, ya que este goce es obstáculo a lo que las empareja con el sexuado de la otra especie.

2)    Prevengo esta vez el malentendido, subrayando que esto no significa que no puedan tener, con uno solo, elegido por ellas, la satisfacción verdadera – fálica. Satisfacción que se sitúa con su vientre. Pero como una respuesta a la palabra del hombre.

Para eso es preciso que acierte. Que acierte con el hombre que le hable según su fantasma fundamental, el de ella.

De este fantasma extrae efecto de amor a veces, de deseo siempre. No ocurre tan a menudo. Y, cuando ocurre, no por ello es relación, escrita, o sea ratificada en lo real.

Miller (2) nos dice: El deseo del macho pasa por el goce, el de la mujer por el amor.
El amor siempre concierne a un objeto que no se tiene, concierne a un menos. Para que haya amor tiene que estar  la condición de castración.


Amor es dar lo que no se tiene,   se apoya en la anulación absoluta del tener por eso apunta al ser más allá del tener.


El amor del hombre está obstaculizado por el tener. El amor es ilimitado, apunta a más allá del tener.


Característica y rasgos que da Miller (3)  del hombre y de la mujer, caracteres de ciertos rasgos de la época.

 

Hombre Mujer
Tener No tener
Prudencia La intrepidez, la jactancia de las pasionarias.
No correr riesgos La desfachatez
Posición subjetiva del propietario  
Proteger lo que se tiene  
Timidez, como manifestación de una protección, no se sabe que puede estar amenzado. Hasta aquí pero no más. El sentido común (4)
Idealismo, héroe, siempre opera con un límite Ilimitado


La mujer exige como partenaire al hombre brújula (5) para saber hacia donde ir.
Antígona, tiene como brújula el cuerpo del hombre muerto.


Todo este recorrido para localizar los modos de gozar masculino vía el síntoma y desde lo femenino vía el estrago, dos formas de gozar distintas.


El estrago y el amor tienen en común el sin límites. Es la manifestación de algo no localizado, estar devastado. (6)


Todo,  y lo contrario de todo,  se puede poner a la cuenta de la mujer (7)


El síntoma en cambio, incluye la dimensión de límite, es un sufrimiento limitado.


La mujer representa al otro absoluto, la dimensión de lo ilimitado, amenaza sobre el síntoma del hombre.


La próxima clase García retomará desde  donde Lacan localiza el comienzo de la subjetividad moderna, el mandato: “debes amar al prójimo como a ti mismo”.


Bibliografía:


1)    Películas:
•    Nora (Joyce)
•    Schreber, en inglés (psicosis)
•    Serafine (desencadenamiento)
•    Afinidades electivas (elecciones amorosas)
•    Los muertos (Joyce)
•    Loca de amor (erotomanía)
•    Es necesario hablar de Kevin
•    Las otras voces (autismo)
•    El lector (analfabetismo y vergüenza)
2)    Miller, J.A, El partener síntoma, pág. 289
3)    Ibíd.pag. 291
4)    Ibíd.pag. 293
5)    Ibíd. pag. 294
6)    Ibíd. pag. 297
7)    Ibíd. pag. 298

 

“Festival Azabache 2013”

 

Para esta nueva edición a desarrollarse entre el 16 y 19 de mayo en Mar del Plata, hasta el momento han sido confirmados más de 80 escritores. Mesas debate, desayunos con lectores, proyecciones, música, actividades para chicos y nuevas secciones serán parte de la vasta programación que con entrada libre y gratuita tendrá lugar en la Plaza del Agua y alrededores. Para conocer más detalles, los interesados deberán ingresar en la web oficial: www.festivalazabache.com.ar


El sábado 18 de mayo,  Carlos Dante García participará en la mesa:
 “AL OTRO LADO DE LA FRONTERA”. LITERATURA NEGRA, PSICOANÁLISIS, CRÍTICA LITERARIA Y CIENCIA FORENSE, con Silvia Hopenhayn, Carlos Dante García, Juan Ignacio Boido, Fernando Fagnani y Gastón Intelisano. Coordina: Majo Sánchez. PLAZA DEL AGUA.

Reseña IV. Seminario Carlos Dante García. EOL

Carlos Dante García, comienza haciendo un contrapunto entre “Ligazones freudianas- nudos lacanianos”, en la relación hombre-mujer, rescata dos términos:  
1)    Ligazón amorosa, (1)
2)    Los tiempos de la vida amorosa, no es un continuo, tiene cierta particularidad. Lo que ocurre con la libido, con el encuentro sexual, si es satisfactorio o no.
En el Gide de Lacan, Miller hablará de una temporalidad no solo de la adolescencia, sino que hay movimiento en la elección de objeto.
Lacan caracteriza a Joyce en su relación con Nora, siendo esta como un guante dado vuelta, con un botón. La generalización del guante como sostén de la relación en la especie humana. (2)
Hasta aquí tres conceptos: narcisismo, guante y fantasma
En la relación entre un hombre y una mujer  esta el fantasma, este media la relación. Los fantasmas limitan y condicionan un modo de relación.
¿Cómo funciona el falo para incidir en el  modo de relación entre un hombre y una mujer? (3). Hay otros modos de relación, la relación sádico-masoquista.
Imaginar que los goces pueden ser complementarios, podemos imaginar que podemos establecer una relación. Cuando alguien habla, introduce una disarmonía, el apólogo muestra que los goces no son complementarios. (4)
Una mujer lacaniana tiene un rasgo de no-toda. Diría ante un señor lacaniano, estoy dispuesta a todo con Ud., horizonte sin límites.
Hay un error al no todo, el error macho, de la especie, es el pensar el no todo bajo la forma de lo incompleto pensar al ser femenino como disminuido, esto es el error macho.

Tener en el hombre que está atornillado al cuerpo. Tener no por fuera del cuerpo. La referencia al cuerpo no se puede eliminar.
Miller se pregunta: ¿Por qué no es  tomada alguna  otra parte del cuerpo por ejemplo los pechos? (6)
La mujer encuentra, el significante del deseo, en el cuerpo del hombre (7)
Tener o no tener más del lado de la histérica y no de la mujer. La histérica se pondría más del lado del ser, reivindicación fálica.
¿Que pasa con el pene en la pareja? (8)
Significaciones de que ella no tiene: herida por otro, golpeada por él o por otro, discapacitada, impedida, humillada. Todo esto el hombre lo va a ver con ojos de lo que ella no tiene.
Como el falo con su significación genera estas cuestiones, esto no está planteado en Freud.
El hombre desea una mujer humillada, golpeada, etc. La condición de deseo es inconsciente.
La mujer rica puede aparecer con un exceso, mujer poderosa, la mujer demasiado rica poderosa, inflexible.
Figuras, fantasmas de la femineidad organizados por el falo, tener o no tener. (9). A partir del significante fálico se organiza la relación.
El hombre trata de regular la incompletud de la mujer, quiere hacerla entrar en un yugo, de encontrar una medida, un justo medio, para el hombre la dimensión de la medida es esencial, lo que mide es el falo. En el obsesivo de marchitarla.
Del lado del hombre queda ubicado el saber quien es, una uniformidad, la identidad, homogeneidad. (10)
Del lado de la mujer, no se quien soy, la diferencia.
Forma fetiche en el hombre, objeto que condiciona el goce, posibilidad de satisfacción del orgasmo. En la mujer no se encuentra la condición fetiche
En la mujer es el A, que es este A? A es la condición erotómana de la mujer, a partir de la condición de ser amada. Del lado mujer pasa por el amor.
Son los hombres que se ocupan de decir como debe presentarse el cuerpo del A.
La mujer actúa y busca el supuesto uniforme del deseo del hombre.
El efecto del análisis en un hombre:
-flexibilizar  la condición fetiche
– localizar que la dimensión de incompletud de la mujer que a elegido es el efecto de la condición de su deseo.
Del lado macho el deseo pasa por el goce, el hombre requiere de un plus de gozar, de una ganancia de satisfacción.
Bibliografía:
1)    Freud, S.,  Psicología de las masas y análisis del yo, Capítulo VIII, Enamoramiento e hipnosis.
2)    Lacan, J, Seminario XXIII, El Sinthome, pág. 81, 82 y 83.
3)    Miller, J.A, El partenaire síntoma, capítulo XIII, Los seres sexuados
4)    Ibíd., p 278
5)    Miller, J.A, La naturaleza de los semblantes,  Capítulo To have and  have not
6)    Lacan, J, La significación del falo, pag. 674 Escritos      
7)    Miller, J.A, El partener síntoma, pág. 282
8)    Ibíd., p. 284
9)    Ibíd., p. 285
10)    Ibíd., p. 288

 

Entrevista a Ricardo Coler.III Parte

 

 
 

                           Tercera parte:  "Los efectos del análisis….su escritura"

 
 
 
E: Muchos de tus libros tratan sobre las mujeres….
 
R.C: Si, "Eterna juventud", también estuvo relacionado con dejar de escribir sobre mujeres, porque cuando escribí  sobre el matriarcado, después salió el de "La Diosa", los libros tuvieron mucha prensa, entonces me llamaban siempre para opinar sobre las mujeres, y yo no quiero opinar sobre la mujeres… Risas
 
E: La pregunta  retornaba amplificada…
 
R.C: El asunto es así, evidentemente en el primer libro hay una pregunta sobre la mujer. Yo siempre decía:-“Yo puedo hablar sobre mi experiencia -, aparte opinar sobre las mujeres siempre termina mal, entonces escribí un libro para que me saquen del tema de las mujeres. (Risas). Bueno, pero ahora estoy de vuelta con el tema que tiene que ver con las mujeres.
 
E: ¿En la novela?
 
R.C: No, no, es un libro como el primero, el segundo y el tercero, terminé toda la etapa de investigación que me llevó unos dos años. Es un tema en el cuál el psicoanálisis me podría dar una mano,  es la pregunta sobre lo que le significa a una mujer haber tenido varios hombres en su vida.
 
 
E: Varios hombres en su vida…
 
R.C: Si ,en los últimos ciento cincuenta años las mujeres sólo se casaban con uno, y algo cambió que las mujeres son monógamas múltiples, otras simultáneas, entonces ¿qué significa esa situación? En vez de hablar directamente de eso fui un par de veces a una comunidad donde las mujeres tienen cuatro maridos, en el Himalaya, pasé un tiempo largo. Entonces cuento en el libro que significa para una mujer tener cuatro maridos al mismo tiempo. Porque hay mucha fantasía. Y después me fui a pasar  un mes al África con una comunidad donde un tipo tiene muchas mujeres. Y después terminé en otra comunidad en donde hay muchos matrimonios en grupo.
 
E: ¿Matrimonios en grupo?
 
R.C: Sí, cuatro con cuatro… es fascinante lo que pasa. Y ahí me sirve el psicoanálisis, frente a estas cosas. Ahí en general van los antropólogos y hacen descripciones, pero yo no lo soy ni me interesa serlo. Entonces si vos no vas con una lectura previa a ese lugar, a hacer una pregunta sobre el amor, sobre la familia, sobre sexo, sobre la relación con las otras mujeres, sobre el deseo, no vayas… o vas a escribir un libro que  cuente lo raros que son, eso es lo mismo que ir a un zoológico de gente….
 
E: Ahí el  psicoanálisis, ¿qué te aporta?
 
R.C: Me ayuda a pensar, me permite pararme sobre otro lugar, hacer preguntas e interesarme, no quedarme con el primer discurso que escucho, entender, buscar el  sufrimiento, dónde está  la angustia, dónde está lo más imaginario, cómo se relacionan con el cuerpo, o si hay algo del amor que está el juego, la sexualidad, cuál es la fantasía del hombre, cuál es la fantasía de la mujer, entrevistarlos juntos, entrevistarlos por separado. Es muy interesante. Por ejemplo, el discurso de los hombres no coincide para nada  con el discurso de las mujeres.
 
E: Dos discursos diferentes… organizaciones sociales diferentes….
 
R.C: Viven dos realidades, y sin embargo funcionan. Ahora, vos imagínate una mina que vive con cuatro tipos, vos te la imaginas todo el tiempo borracha, pintarrajeada, se acuesta  con uno un día, al otro día con el otro, tiene hijos con todos, y a la media hora que estás ahí es como que si fuiste a visitar a tu tía, es una casa, una casa con una madre, con sus hijos…
 
E: Pero ese es un prejuicio que tendría esas características: borracha, pintarrajeada.
 
R.C: Totalmente, pero hay otras cuestiones más profundas que no les voy a contar, es tan fuerte lo que nosotros pensamos, las cosas que pensamos cuando no estamos pensando, que hay algunas cuestiones que nosotros mismos creemos. Que en el momento en que vos estás sentado con una mina que tiene cuatro maridos y ella te habla vos no tenés forma de contestarle salvo desde el prejuicio. 
Cambiando de tema, te voy a dar un ejemplo similar, todo el mundo sabe que está el casamiento igualitario, que los homosexuales pueden casarse pero ¿por qué razón un homosexual no puede criar a su hijo como homosexual? Y las razones que inmediatamente vos tenes para dar son las del prejuicio: porque la heterosexualidad es mejor, porque lo sano es lo heterosexualidad, sabes que no puede ser así, sabes que es mejor criarlo como heterosexual y si te sale homosexual está bien será su posición, pero más allá de eso la argumentación, es una argumentación pacata, que es la argumentación de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es mejor para el chico.
 
E: Vos decís que el argumento es el de una supuesta normalidad. 
 
R.C: Exactamente! Ahora lo interesante para mí es que ese es un terreno para pensar, para encontrar una razón, para dar una argumentación. Hay número de la revista que se llama “Casi gay”, nosotros decimos que hay un  empuje a la homosexualidad, les da lo mismo una cosa que la otra, que eso nunca es sin consecuencias. 
Hay toda una rama del movimiento gay que dice que no hay que adjudicarle al chico una sexualidad temprana, que el chico elije. ¿Qué podría decir el psicoanálisis?, que el lenguaje está altamente marcado por contenido sexual, y además la mayoría de los idiomas tiene femenino y masculino, nosotros estamos afectados por el significante, no zafamos del significante, cuando llamas a tu hijo le adjudicas un género, si después el pibe elije otra posición sexual, fantástico, pero el lenguaje te condiciona.
 
E: ¿Qué nombre tiene al estilo de escritura de tus libros, son crónicas de viajes?
 
R.C: No, sabes que no tienen un nombre, no son crónicas de viaje, dicen que son realidad literaria.
 
E: Dicen, ¿quiénes?
 
R.C: Sí, la editora, me parecen que los libros tienen una parte narrativa,  una parte que tiene que ver con la reflexión, y tienen algo que ver con contar algo que pasa, no necesariamente en otro lado,  en Eterna Juventud contaba algo que pasaba, que pasa con la ciencia. Entonces tienen que ver con la información, la reflexión y  la narración. Y el hecho de que no se puedan encuadrar tiene ventajas y desventajas. La ventaja es que no son libros como  los demás. En algunos países donde se han publicado no saben donde ponerlos, porque la tendencia a la clasificación es brutal. Entonces eso me ha traído algunos beneficios y algunas contras, pero bueno no lo puedo hacer de otra manera.
Por ejemplo de uno de los libros lo vendí hace ya unos meses los derechos para una película, de Eterna Juventud, Y es muy interesante ver las vueltas que dan para poder hacer el guión. Porque el guión no es igual que el libro, el lenguaje cinematográfico no es el mismo lenguaje. 
Bueno, como les decía, esa narración  toma un destino
 
E: ¿Qué otro tipo de publicación tenés, aparte de los libros y La Mujer de mi vida?
 
R.C: Escribo en diarios y revistas, un montón. El último libro que saqué se llama "Felicidad Obligatoria", es una recopilación, básicamente de los artículos de revistas.
 
E: Y la revista LaMujerdemivida, ¿cómo surgió la idea?
 
R.C: Básicamente cuando regresé a la Argentina. Yo venía de otro lado, me estaba armando una vida nueva, o sea estaba saliendo de esta cosa del trabajo y de la medicina y fue para mí, mi experiencia con el psicoanálisis fue maravillosa.
 
E:-¿Habías empezado a analizarte en esa época?
 
R.C: Estaba terminando de analizarme, justamente la revista está muy relacionada con mi fin del análisis. Tuve una rectificación subjetiva,  dejé de ser un médico que trabajaba en medicina, que protestaba por eso, y que tenía la vida que tenía;  cuando empecé a darme cuenta que lo que quería era escribir y desde hacía mucho tiempo. Es muy difícil conseguir una editorial o participar en una revista.
 
 Ya había tenido una experiencia con Clarín, hacía muchos años, entonces hice todo lo que tenía que hacer para poder publicar, como no encontraba un lugar armé mi propia revista y punto. Y fue una sorpresa para mí, por la acogida maravillosa, no por la revista, sino por la comunidad. La revista se hace toda a pulmón, nadie cobra y hay que sostener la revista 10 años, se ha armado un grupo donde nosotros no tenemos nada que ver uno con el otro, pero es muy fuerte. La verdad que eso fue una sorpresa, una buena sorpresa. Y a mí me sirvió muchísimo el psicoanálisis, no solamente en lo personal sino en los temas. El primer número fue Deseo, así que imaginate.
 
E: ¿Has tenido y tenés participaciones en ámbitos del psicoanálisis?
 
R.C: En la EOL he estado varias veces. Estuve con  Chamorro (Jorge Chamorro, psicoanalista), con Carlos ( Carlos Dante García, psicoanalista, con Germán García ( psicoanalista) en Fundación Descartes. Cuando me llaman voy.
 
E: ¿Te llaman por algún tema en particular?
 
R.C: En general por los libros o algún tema de la revista, o por mi posición con los psicoanalistas, eso es lo menos, porque esas cosas no les gustan, no saco el pie del plato, es mi posición.
 
E: Es toda una posición…
 
R.C: Totalmente, es una posición ideológica. Lo mismo que el tema de los medios, mucha gente  dice que no hay que ir a los medios,  yo estoy en contra, digo que sí hay que ir a los medios, pero no para degradar el lenguaje, hay que buscar una forma de hablar, no hay que dejar ese lugar, mi posición, en ese punto es dar batalla… dar batalla si a uno le interesa el tema.