Entrevista a Rodolfo Relman. II Parte

 

Lapsus

 

Aquel hombre

¿Qué buscaba?, tan ávida, parsimoniosamente, en el fondo del tacho de la basura.

Cuando esa mosca, de alas de oro,

Se posó en el centro de su coronilla.

                                                                             Rodolfo Relman

 
 
E: “El tiempo se encargará de responderte” fue la respuesta de Cunill Cabanellas. ¿Y la suya?
 
R.R: Sí, fue esa. Y yo dejé hacer al tiempo, porque ya paralelamente, mientras actuaba empecé a publicar, mis primeros libros se publicaron… se presentaron leídos por Bianco, el primer libro, etcétera… Por Carlos Carella. Era secretario Juan Carlos Gene, hizo la presentación.
Bueno, así que lo único que he hecho es seguirme a mí mismo… 
 
 
E: Seguirse a sí mismo…
 
R.R: Exactamente, y no ha sido fácil, no. Pero un lenguaje se ha engarzado con el otro a través del tiempo, y este último tiempo volvemos a Lacan, y es como que yo tenga unos cuantos cenitales, por seguir la idea teatral (cenitales son los focos circulares del teatro, o la iluminación, sobre el escenario…explica Rodolfo) de lo que estoy haciendo, que sea mucho más consciente de esto, y de cómo acceder y del mejor modo a eso que intento expresar.
 
 E: Volvamos a Lacan….
 
R.R: A partir del seminario y la lectura diría que Lacan me sirve, fuera de la búsqueda de mi esencialidad, para poder expresar, para vivir la relación del inconsciente como acto sanitario que me mantiene conectado con los otros y conmigo mismo. Eso es lo que significa para mí.
Porque Lacan es siempre sorprendente, es una especie de shock: no podés permanecer inalterable en su lectura o en la proximidad del acercamiento a Lacan, entonces, es como una suerte de lectura tónica: te hace caer y te hace levantar. 
 
E: La lectura de Lacan altera, produce modificaciones. ¿Modifica el hacer?
 
R.R: Y Lacan… eso es lo atractivo, tiene que ver con la creación, con el hacer creativo, es siempre una provocación de un encuentro difícil que no se puede pasar por encima. Tropezás y suceden cosas en la medida en que investigás por qué tropezaste, o por qué te sucede tal cosa. Incluso, a mí me intriga, y no lo tengo muy claro porque soy un iniciado en Lacan, bueno, cuando avance en los seminarios tendré más claridad sobre algunos aspectos, porque hay tantas teorías…. y fundamentalmente, porque mi trabajo es en torno de la lingüística.
Pero a mí me aparecen estas contradicciones, que no tengo claras y lo resuelvo así, tampoco le he preguntado a Carlos demasiado  porque se toma un tema y se desarrolla y muchas veces distraigo con inquietudes.
Esto yo lo veo, en estas contradicciones, como un canto coral todo el tiempo, porque la verdad y la alternancia de las voces, nunca se puede decir todo y de una vez; entonces lo siento como un equilibrio en los diversos caminos, en las diversas búsquedas.
 
E: Un canto coral en donde no todo puede ser dicho y sin embargo ¿las diferentes voces lo tornan un hacedor…. en la pintura, en la poesía, en el teatro?
 
RR:  Sí. Y que se me van revelando. Después les voy a acercar el catálogo de mi primer muestra de pintura, Elba Pérez es una crítica y ella titula eso: “vuelta a la escena”, es decir, lo analógico en mí, desde la temática, que también sucede en la poesía, y en general sucede en el teatro que yo he elegido o por el cual yo he sido elegido. Tiene que ver con un denominador común.
 
E: ¿Cúal es el denominador común?
 
R.R: Yo sólo pinto aquello que amo, que me toca, que me llega, yo me nutro y sólo puedo pensar eso…. yo trato de expresar lo mejor de mí mismo, en cada una de las disciplinas.
Y, entonces, sólo puedo revelar algún aspecto a partir de esta elección, que tiene que ver, no sólo con la forma y demás, tiene que ver con el sustrato, digamos. Una anécdota: venía una señora, Ester, que es muy famosa acá porque pasea perros, ella heredó el pasear perros de su hijo joven, un chico que murió por consumo de drogas. Ella quedó con el vacío terrible de la muerte del hijo. Y para vivir empezó a pasear los perros que eran del hijo, además todo el barrio la conoce porque es uruguaya, de una austeridad y una sabiduría también… Y ella venía y golpeaba, venía y traía una perrita nada más que se llama Esperanza, una perrita pequeña, y yo decía: -“Ahí viene Ester con la Esperanza en brazos”-, y un día le digo: “¿Ester, le puedo sacar una foto?”-, entonces me dice:-“¿Una foto? ¡Le voy a arruinar la máquina!, desde que me casé no me saco una foto. ¿Cuándo la va a sacar?”, -“El sábado”-. Bueno, no sabés como vino, engamada, con las zapatillas sin cordones porque ella va más suelta con las zapatillas sin cordones…. Esto debiera planteárselo a Carlos qué significado tiene este episodio porque la socializó, ella tuvo situaciones límites, de quebrarse, pensó en no vivir, y dijo:-“Pero, yo estoy ahí, en ese cuadro”-, era su representación. Y me dice: -“Pero, usted pinta al lustra botas, me pinta a mí, pinta al cartonero, o al chico que trae los diarios… ¡somos como de su familia!"-, y le digo: -“No, no. Son mi familia, porque yo soy lo que pinto y pinto lo que soy, y así sucesivamente”-, no le dije: -“Yo escribo”-, porque ella no sabía.
Entonces ahí tienen un elemento que tiene que ver con lo temático y como se enhebra una cosa con la otra.
 
E: Es Ud un entusiasta lector lacaniano…
 
R.R: La lectura de Lacan es a mi entender casi la logística de la interrelación creativa de cada una de las disciplinas que tienen que ver sustancialmente entre sí. Y el resto es un viaje, una navegación. Y todo esto que estoy diciendo tiene que ver con un tema central que es el goce y también con que a cierta altura de la soirée de la vida ya los fantasmas son fantasmas, por lo menos el fantasma fóbico…. En eso también me ayudo
 
 
E: ¿Tiene relación de amistad con algunos psicoanalistas?
 
R.R: Bueno, sí, tengo una gran amistad con Carlos, pero no me analizo con él. Tuve muchos amigos cuando hice la escuela de Pichon, había muchos médicos y psicólogos. 
 
 
E: La política ¿incide en sus producciones?
 
 
R.R: No, pero hace un tiempo tuve un accidente y pasé por etapas postrado, en silla de ruedas, hasta llegar a las canadienses. A partir de eso me reencontré a solas… parece, cómo se dice… un rizoma, ¿no? 
 
A veces doy vueltas porque me parece más elocuente si accedo al rizoma, responderte a través de él. Me paseaba una mañana solo por mi cuarto, me veía como “el otro”, y llegué  a ciertos ítems y de pronto oí el diario por debajo de la puerta y empecé a leer cosas del mundo y de nuestra realidad política cotidiana. Volví a mis cosas, no para escaparme de esa realidad pero puse en ese intermedio, haciendo alusión a una frase de Borges: “Me duele una mujer en todo el cuerpo”, puse “Me duele el país en todo el cuerpo”.
Por supuesto, yo no soy nada ajeno, aunque yo viví en el extranjero, no como exiliado, pero sufrí y me parece que estamos en un estado difícil e infructuoso. Entonces  sí, por supuesto, mi expresión no puede ser ajena a la política, no milito más que a través de mis tareas específicas y de mi relación con la gente, pero me duele el país porque lo veo todo muy enrevesado y muy impostado.
 
Espero y deseo, mientras no tengo más actividad que la que hago a través de mis tareas y de mis relaciones.
 
E: Espera y desea…
 
Es una llaga, me duele el país en todo el cuerpo. 
Creo en cuidar el huerto y poder ayudar a pensar, a esclarecer, a reflexionar, por lo menos en pequeños grupos, en el lugar….en lo que uno hace…con los suyos. 
Mientras es eso….
Ese “mientras” es mi compromiso.

 

El DSM ¿está a punto de su canto de cisne?

6 de Diciembre de 2012
por J. Álvarez
El DSM ¿está a punto de su canto de cisne? Philippe La Sagna (París)
Allen Frances eminente psiquiatra, antiguo responsable del centro médico de la Duke University, de vuelta de las virtudes del DSM después de haber participado en la instauración del DSM-III y el DSM-IV, hace un diagnóstico muy negativo sobre el DSM-V en sus más recientes artículos de prensa.
Anuncia, en sus rúbricas del mes de mayo de 2012 algunas “Wonderful News” sobre el tema. Así, los redactores del DSM-V abandonarán algunas nuevas afecciones que implicarían tratamiento: “El riesgo de psicosis” en el niño, el “mixed anxiety dépression”, por ejemplo, y también los desordenes cognoscitivos ligeros de la tercera edad, esos que hacen que no se pueda nunca decir después de los 60 años quien escribió “De la physique au mental” (Feigl).
Pero, lo que está hoy muy cuestionado es al mismo tiempo los criterios, las definiciones y los propios expertos del DSM; ciertamente, se puede en adelante estar triste si se perdió a un allegado sin requerir un tratamiento. Ciertamente, el déficit de atención tan epidémico en los colegiales en los EE.UU., va a ver disminuida su epidemia al adoptar criterios de diagnóstico menos elásticos. Al igual que el abuso específico de sustancias adictivas (binged drinking) no se fijará inevitablemente como adicción, las pasiones humanas, sexo, rock and roll, obesidad e internet, e incluso el amor (sic), no serán enfermedades mentales.
El bosque exuberante de los diagnósticos de personalidad se reducirá, también, no sabiendo nadie, por lo demás, cómo utilizarlo; Bergeret no ha tenido descendencia entre nosotros. El autor añade, en otro artículo del Huffington Post de mayo de 2012, que los diagnósticos DSM que más a menudo es posible aplicar de manera peligrosa para el paciente son los de esquizofrenia, bipolaridad, desorden esquizoafectivo, desordenes de la atención con hiperactividad y… autismo. Se puede tener en cuenta que desembocan a menudo en tratamientos medicamentosos pesados, a veces productores de enfermedades físicas (obesidades, diabetes, adicciones, etc.), o incluso en tratamientos autoritarios. En el caso del déficit de atención, se confunden con frecuencia
medicamentos y dopantes.
Las causas más frecuentes de estos errores o excesos de diagnósticos son la prisa del médico, pero también la existencia de medicamentos, seguros, y programas educativos para niños por ejemplo, sin contar la tensión del médico, las familias e Internet. Diagnosticar menos es pues a menudo menos grave que diagnosticar demasiado… El diagnóstico tiene una vida propia. Afecta al paciente, su familia, su cónyuge, sus padres o sus hijos, cruza las generaciones.
¡Y con todo, las pruebas de verificaciones para el DSM-V no son buenas! En el New York Times del 11/05/2012, Allen Frances no se anda con rodeos: el DSM-V “promete, a pesar de todo, ser un desastre” incluso después de las “modifs”. ¡Añade que los nuevos diagnósticos pueden ser tan peligrosos como lasnew drugs! Pero detrás de todo eso está también la preocupación de las organizaciones más diversas de arrancar a la APA su triste monopolio sobre el DSM.
Se busca pues un sustituto a la APA para administrar el monstruo. Se mencionan el NIMH, el Instituto de Medicina, la OMS. Se permanece, con todo, en un marco muy norteamericano, no se dice nada del monopolio de una cultura que tiene sus méritos, y su malestar sobre la salud mental. Nada sobre el “Mad in América” título de la famosa obra de Robert Whitaker, cuyo subtítulo no ha perdido actualidad: “BAD science, BAD medicine, and the enduring mistreatment of the mentally ill”.
En su último libro, Anatomy of an epidemic este autor puede escribir sobre la actualidad de la psiquiatría y las epidemias que suscita: “This epidemic has now struck our nation’s children, too. The number of children who receive a federal payment because of a severe mental illness rose from 16.200 in 1987 to 561,569 in 2007, a 35-fold increase”(1). El hecho de desear la participación de todos los protagonistas de la salud en la redacción del DSM, con las asociaciones de pacientes en la primera fila, parece democrático, pero Allen Frances no ve en ello el riesgo, también, de lo peor… ¡En efecto!, no son sólo los intereses financieros de los industriales del medicamento lo más devastador, sino la pasividad de los dirigentes, el gusto del secreto, ¡de hecho el efecto de un pequeño mundo en el que se desfila y se calla!
El diagnóstico es pues una cosa demasiado seria confiarla a psiquiatras, según Allen Frances. Sin duda ¿pero es necesario entonces cambiar de grupo de presión? En febrero de 2010, en una entrevista (PBS Newshour), el Dr. Frances podía decir que el DSM-IV había producido tres falsas epidemias: una para los trastornos autísticos, otra para los trastornos bipolares del niño, y la tercera para el déficit de la atención en el niño. ¡El DSM es pues nocivo, sobre todo en los niños! Su interlocutor en ese momento, Alan Schatzberg, Presidente de la American Psychoanalytic Association, podía prometerle que el DSM-V reduciría el número de personas “diagnosticadas”. Pero, desgraciadamente, nadie plantea el verdadero problema: la forclusión efectiva de toda psicopatología consecuente. No hay en todo esto sino el precio pagado al ateoricismo, combinado con el asesinato concertado de la clínica clásica que estaba más cerca de Freud y la fenomenología.
Queda pues por inventar una psiquiatría para el siglo XXI y seguramente un nuevo psiquiatra que no será ya el enemigo del psicoanálisis. Quizá podrá partir de esta frase de Lacan: “El punto vivo, el punto de aparición, de algo de lo que todos aquí creemos más o menos formar parte, el ser hablante por decirlo así, es esa relación perturbada a su propio cuerpo que se llama goce”. (El Seminario Libro XIX “o peor…” p. 43).
Nota:
1-. “Esta epidemia ha golpeado también a niños de nuestro país. El número de niños que reciben un pago federal a causa de una enfermedad mental grave, aumentó de 16.200 en 1987 a 561.569 en 2007, un aumento de 35 veces”. (T. del redactor)
From: Lacan cotidiano.

Reseña XII. Seminario Carlos Dante García. EOL

Carlos García comienza la clase diciendo que el próximo martes, último martes antes del receso por vacaciones, nos visitará la escritora, Gabriela Cabezón Cámara, autora de Beya (Le viste la cara a Dios), La Virgen Cabeza, su primera novela, entre otros relatos publicados en diferentes revistas literarias.
Beya es una denuncia y a la vez son poemas ilustrados del lugar social que ocupa la mujer en el mundo moderno. Este texto aborda en forma literaria lo que algunas mujeres han despertado. En la época hay significantes amos que circulan y se han impuesto, a la mujer por ser mujer le hacen cosas.
Lacan en el Seminario  “De Un discurso que no sería del semblante”, da una definición de violencia: es la ruptura de todos los semblantes, es un pasaje al acto.
Luego CDG aborda el tema del día: histeria en oposición y diferenciándola de   la femineidad.
La relación de oposición se articula de diferentes formas, mediante las preguntas y respuestas.
Textos:
Seminario III, Lacan, capítulo XII y XIII de la pregunta histérica, Lacan opone histeria y femineidad.
Preguntarse que es ser una mujer es lo contrario a serlo, pago. 253 del Seminario III.
La pregunta nunca está en el yo, si se hace desde aquí es para no hacérsela.
La pregunta se hace en el Otro, y está en el sujeto mismo, nunca en el yo.
La pregunta se hace en el síntoma producido por la histeria, como algo mudo, desarrollado en el síntoma.
¿Qué quiere decir este síntoma? Ahí está la pregunta histérica.
•    La histérica cede o deja.
•    La histérica hace una pantomima de lo que es ser una mujer.
•    La histérica es una detención hacia lo femenino.
•    La histérica es una respuesta anticipada fantasmática de lo que es la femineidad.
La histeria es una respuesta a lo femenino, a partir de la identificación  viril, como respuesta anticipada y cede la femineidad a otra mujer.
Las respuestas de la histérica  es una pantomima de ser una mujer.
El concepto de pantomima,  Miller lo desarrolla en “Dos dimensiones clínicas síntoma y fantasma”, y responde al fantasma. Pantomima es una respuesta a la no relación sexual y a la defensa contra el goce.
Detención de la femineidad, en espera, hay mujeres que se relacionan con hombres desde esto.
Un análisis tiene que hacer caer esa detención, demora sufriente, todas formas de falta de despliegue de la pregunta, no hace de mujer, mientras haga de hombre no hay posibilidad de despliegue de la femineidad.
Respuesta anticipada fantasmática que da tranquilidad.
¿Que parte no forma parte de este de no ser un hombre?
En “Ideas directivas para un congreso sobre sexualidad femenina, Lacan dice: ¿Para que le sirve un hombre a una mujer? Para que esta se convierta en Otra, desconocida, para ella misma, como lo es también para él.
En el Seminario De un  Otro al Otro, Lacan dice la histérica no se toma por la mujer. Significación prevalente, en la histérica es la exclusión de los lugares, del lugar de las mujeres, en todo sentido, manera anticipada.
En el Seminario el Reverso  del psicoanálisis, es la 1ra. vez que Lacan habla de la histérica como un modo de gozar, es el goce de la privación. El deseo insatisfecho pasa a ser un modo de goce.
Dama adorada, padre idealizado, en el horizonte el goce de la privación, el goce absoluto. Dimensión absolutista de la histérica, pequeño teatro que se arma, tiene que traer las historias anticipadas, Freud las denominaba sueños diurnos, que lleva a la construcción de la fantasía.
El analista se lo tiene que hacer decir.
En el obsesivo es importante que haya reglas, leyes, convenios.
Toda regla absoluta, hace caer el deseo y la ausencia de la regla también enloquece.
En el Atolondradicho o las vueltas dichas, Lacan ubica a la histeria del lado hombre de las fórmulas de la sexuación.
Norma macho, lo normal es que esté en el lado macho. Ella sabe la respuesta anticipada de lo que es ser un hombre.
En el Seminario 17, goce de la privación, tiene como horizonte la consistencia de un goce absoluto exiguo del goce y el detalle de algo que falta.
Lacan ubica del lado de lo femenino un goce otro, ¿que singularidad tiene la histérica cuando está del lado del hombre?
En el seminario 20, Aún, Lacan,  llama a la histérica, homosexuadas,   o fuera sexo; pág. 103, las histéricas se mismas en el Otro. Homosexuadas porque encarnan al Otro.
Mismarse como Otro, no siento mi cuerpo, el cuerpo mismo pasa a ser otro, no se reconoce ni se identifica a si misma.
Volverse Otra para si misma,  para el hombre,  esto es como mujer.

 

Reseña XI. Seminario Carlos Dante García. EOL

En esta clase Carlos García quiere precisar el lugar que el psicoanálisis, el de orientación lacaniana, le da a la literatura, clase para ir preparando la participación de la escritora, Gabriela Cabezón Cámara para el mes de julio.
Y una segunda parte que versará acerca de las fórmulas de la sexuación.
Hay una posición diferente en toda creación artística para Freud y para Lacan.
Para Freud es importante la fantasía, Goethe.
Para Lacán  su paradigma es Joyce, la relación de éste con su obra, es un sinthome.
Para Freud toda obra de arte o la literatura para él es igual o equivalente a una formación del inconsciente: fantasía, síntoma, sueño, acto fallido, estos son susceptibles de interpretación. A esto lo llamará psicoanálisis aplicado.
Para Lacan, en cambio, es de no psicoanalizar la obra, ni el texto escrito, sino, dejarse enseñar por el texto escrito, implica tomar la obra, el producto artístico, como un producto que no es del inconsciente, que no es pasible o posible  de interpretación.
El producto artístico es una creación y no entra en la serie de ser una formación del inconsciente. No hay nada a descifrar en una obra, hay que tomar la creación del texto en si.
De Hamlet Lacan extrajo: el deseo, el del obsesivo y el deseo puesto en juego en la obra.
De la Carta robada de Poe, extrae un concepto, la letra y su función.
De Antígona, Lacan extrae la belleza y el acto
De Gide, el fetiche
De Sade, el fantasma perverso y el rasgo de la voluntad de goce
De Joyce extrae la literatura como sinthome.
¿Cómo entiende Lacan el crear? Hacer algo con nada, de nada.
La creación tiene un supuesto que lo simbólico ha introducido una falta en lo real.
En la Neurosis no hay creación, hay dos faltas y un agujero: faltas del sujeto (falta en ser) y faltas del objeto (fantasma).
Ninguno de estos términos  llena la falta sexual, el síntoma intentará llevar esa falta sexual, modo privilegiado de goce, fijar un modo de goce. El síntoma está a merced del trabajo infinito del inconsciente.
Respecto de la literatura, es un síntoma cuando sirve de vehículo para el goce.
Miller, en el texto “La Psicosis en el texto”, dice que el psicótico extrae y crea con la lengua entidades inéditas, neologismos, no están en el código.
Ej: vejiga tímida, este término no concuerda con la significación ni con el significado. Uso particular de este término respecto del goce, le permite fijar, localizar el goce en la psicosis.
Síntoma, invención e entidad son iguales y a la vez es algo extraño a la lengua compartida con otros que llama, vejiga tímida.
Es una invención de la lengua que tiene la particularidad de fijar.
En la neurosis en cambio, es el síntoma el que fija el goce y es el inconsciente quien inventa.
Como entidad de la lengua, ¿como que se forma un síntoma gozando de un texto, de un término? ¿Qué hace posible que se interprete, desde lo legible, que sea interpretable a algo ilegible?
La escena de Dora con la hermana, escena imaginaria, fantasmática, relación de ella con la hermana, oral e invocante.
En la obsesión del hombre de las ratas, la pregunta es: porque la rata? ¿Que es la rata?
•    Es el objeto de la obsesión, el objeto que forma parte de un síntoma
•    Es una representación, porque se representa una escena, la veía a la escena.
•    Elemento en la escena de goce
•    Matriz fantasmática fija
•    Un nombre de goce
•    Un instrumento de goce
•    Un elemento que está en relación con la paternidad.
•    Una palabra más de la lengua, y como esta palabra de la lengua pasa a ser un elemento de goce, no es cualquier palabra.
¿Cómo alguien queda fijo en la elección de objeto? El goce pertenece al goce del texto.
Toda palabra tiene mínimo tres soportes:
1)    Soporte oral, es fonética, no es escritura, esta viene después, participa en la palabra el oído.
2)    Soporte material que es diferencial.
3)    Condiciones:
a)    tiene que haber un elemento que provenga del A, deseo del A, deseo del Padre vehiculizado por la madre. Ya hay un término funcionando en el Otro.
b)    Condición pulsional del sujeto, es alguien sucio y sádico, inclinación a una forma de satisfacción.
c)    Conexión de ese término con el padre.
d)    Alguien que presentifique en el encuentro a un padre gozador en la lengua.
El inconsciente fija un goce con los cuatro términos anteriores.
Entonces, un síntoma se inventa, bajo la forma de un síntoma psicótico o cuando un síntoma queda fijado con un elemento de la lengua del inconsciente, vaciado de sentido, es asemántico.
Fórmulas cuánticas de la sexuación, es situar al histérico  y al obsesivo, en las fórmulas del lado izquierdo y en la derecha hombre- mujer, ambos divididos por el goce.
 

Lectura Lacaniana- Películas. Mi vida en rosa

“Mi vida en rosa” es una película del año de 1997 dirigida por Alain Berliner. La película retrata la vida de la familia Fabre, recién llegada a un suburbio donde también vive el jefe del padre de  la familia. La historia se centra en el hijo menor de la familia Ludovic de 7 años quién se define como un “niño-niña”, él se  siente una niña.

Le pregunta a su hermana mayor: “¿Que soy yo un niño o una niña?”. La hermana le da la explicación genética de cómo se diferencian los sexos: “XY niño, y XX una niña”, “es Dios quien lo decide”.  Rápidamente Ludovic responde: “Ya sé que pasó con mi X, se perdió”.

Entabla una amistad con Jerome, el  hijo del jefe de su padre, de la misma edad, al que le declara: “mi X para niña se cayó a la basura y me tocó una Y, error científico, pero Dios lo arreglará. Me volverá a enviar la X y podremos casarnos ¿de acuerdo?”.  Jerome le responde: “eso depende de que seas una buena chica”.

La madre cuando le va a cortar el pelo a Ludovic, le pregunta: “¿no quieres ser como tus hermanos y tu padre?”, el niño le responde: “no”, a lo que la madre,  respetando su decisión de dejarlo largo,  agrega: “me gusta el pelo largo y la gente que sabe lo que quiere”.

 

¿Qué es lo que define el sexo? ¿Cómo alguien asume su sexualidad, su sexo?

Que un niño se vista con ropa de mujer, que juegue con muñecas, ¿hablaría eso de una asunción de la sexualidad?
Para Freud es pasando por el Edipo y la castración que un sujeto llega a ser hombre o mujer. Es el discurso, a partir de la anatomía, que alguien adviene hombre/mujer.

Lacan se desprende del Edipo, de ese Otro que organiza identificaciones. Un hombre se define  no por la identificación,  es el sujeto que está sometido a la función fálica. El falo va hacer el significante amo del sexo. Lo fálico es el discurso, son términos que otorgan valor, significación. El Sujeto es un polo de atributos, de atributos sexuales. Miller va a decir al respecto que se trata de cómo se subjetive, de que valor adquiera para el sujeto, la existencia o no en un cuerpo del órgano del pene. Y ¿cómo se subjetiva? “se subjetiva con el modo del tener, del tengo o no tengo… La subjetivación del pene significa que asume una significación y este hecho hace de él el falo. Subjetivación equivale así a significantización”  (1). Propone sustituir el nombre del órgano por el del falo, ya que se trata de un significante no de nombrar un órgano.

En su Seminario “Los Nudos del amor-deseo y goce en la neurosis y la psicosis”  Carlos Dante García cita a Lacan  en “…o peor”  y dice: “el género es como se lo habla al nene o a la nena, este como se habla hace comunidad, se comparte una significación, la familia comienza a hablar de ese machito…de la mujercita… El falo es el significante de todo el mundo, de las significaciones compartidas”.
El padre, frente al rechazo y la discriminación de la comunidad,  intenta reforzar los atributos masculinos de Ludovic, le dice de pasar más tiempo con él, lo lleva a jugar al futbol.

Hacia el final de la película en una escena del festejo de un cumpleaños,   Ludovic cambia su disfraz de “caballero”  por el disfraz de “princesa” de Christine, la nueva  amiguita  del vecindario donde se han mudado. Su madre lo persigue para reprenderlo y  la madre de la niña le pregunta sorprendida a la de Ludovic: “sólo se han cambiado la ropa, ¿por qué estas tan enfadada?”.

 

 

1- Jacques-Alan Miller, “De la naturaleza de los semblantes” 2002. Editorial Paidós, Buenos Aires. Pág.: 153.
2- Carlos Dante García, Seminario “Los Nudos del amor-deseo y goce en la neurosis y la psicosis”  EOL, clase del 11-06-2013.
3- Jacques Lacan, Seminario 19 “…o peor” Clase del 8 de Diciembre 1971. Paidós, pág.: 16-17.

 

Lectura Lacaniana-Películas. “El Adversario”

L’adversaire, 2002, película de Nicole García, coproducción Francia-España-Suiza, es un drama thriller basada en hechos reales. Narra la historia de Jean Claude Roman, aparentemente un marido ideal, amante perfecto e insospechado asesino. Premios: 2002: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

2002: César: 5 Nominaciones

Este filme nos permite pensar de qué modo se ubica el tiempo y el espacio en las psicosis. Hay un tiempo que no transcurre, un espacio que no logra delimitarse y el ser se fija en un  presente continuo, el tiempo se torna inmóvil y estanco, quizás cierta preocupación por un futuro que haga sutura en cuanto a cierto sentido consentido al goce del Otro… arribar a un saber esencial que le permita lo que en todos estos tiempos ha intentado: la salvación.

Dice el protagonista: “todas estas horas han pasando volando, siempre he pensado en tener tiempo de encontrar el camino, encontrar el modo de encontrar el camino”.

¿Qué podría ser encontrar el camino? La película nos sumerge en lo enigmático del significante, en el vacío que fija al protagonista en una ausencia de significación fálica, quedando a la espera de alguna invención por venir. El protagonista no busca un camino en la realidad, su certeza lo llevará hacia ese camino.

Lacan en el seminario III introduce el concepto de significante “asemántico”, el cual no significa nada ya que no remite a nada, equiparándolo al significante enigmático el cual tiene por efecto la perplejidad. Dice Daniel, el adversario: “Intentar explicarme a mí mismo cuando empezó todo”(…) “No voy a ninguna parte, conduzco, me detengo, espero”(…)

Daniel, en el intento desesperado por situar cómo comenzó todo, recuerda que en su curso de facultad como estudiante de medicina, justamente próximo a dar un examen sucedió que: “de repente algo en mi interior se cayera, se desplomara, ya no podía continuar, no pude”. Allí podemos pensar el derrumbe de la unidad narcisística del sujeto en donde tanto el tiempo como el espacio pierden sus coordenadas y se produce una discontinuidad.

Finalmente, una escena que se repite en el transcurso de la película, se trata de Daniel  escuchando una filmación de sí mismo, en la cual dice: “y ahora que ya no estoy no sé si mi muerte podrá salvarnos”.

¿Un futuro incrustado en el presente dará la respuesta, el sentido que la metáfora no puede proveer? Miller, en “Seis fragmentos Clínicos de Psicosis” manifiesta que en muchos casos lo que hay es una tendencia hacia el futuro, “como cierta huida al infinito”.

Un “ahora que ya no estoy”  enlaza la muerte del sujeto con una posible salvación. Dice Lacan en el seminario III página 128: “ una exigencia del orden simbólico, al no poder ser integrada en lo que ya fue puesto en juego en el movimiento dialéctico en que vivió el sujeto, acarrea una desagregación en cadena, una sustracción de la trama en el tapiz, que se llama delirio”.

link: http://www.lagranpelicula.com/movie/el-adversario/

Teatros Ejemplares

TEATROS EJEMPLARES

Ciclo de semimontado de adaptaciones teatrales de las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes, a cargo de dramaturgos iberoamericanos, en el 4º centenario de su publicación.
Proyecto en coproducción de CCEBA y TEATRO NACIONAL CERVANTES
Junio, julio y agosto de 2013, Teatro Nacional Cervantes, Sala Luisa Vehil (Salón dorado), Libertad 815

ENTRADA GRATUITA-Solicitar entradas en la boletería del teatro, el mismo día de la función a partir de las 10.00h (máximo 2 entradas por persona)http://www.cceba.org.ar/v3/ficha.php?id=1758

Viernes 28 Y Sábado 29, a las  19 Hs.
Domingo 30, a las  18:30 hs.

La Reina de Castelar
Adaptación y Dirección de Román Podolsky
Actúan: Marta Haller y  Leo Saggese

Botero, dibujos en tela y en papel

Con la  exposición Botero, dibujos en tela y en papel, la obra de Fernando Botero se presenta  por tercera vez en el MNBA. En el año 1994 se exhibió Botero en Buenos Aires y en el 2006 El Dolor de Colombia en los ojos de Botero, imágenes inspiradas en el tema de la violencia en Colombia y  que el artista donó al Museo Nacional de ese país.

Botero reflexiona con respecto a su propia obra diciendo “Mi color no se asemeja al violento y caótico de mi país. Me gusta la luz de París, mis colores son italianos, una de mis referencias constantes es Piero de la Francesca. Amo el siglo XV italiano”. Sin embargo  no  produce una ruptura con su Colombia natal ya que como él reconoce tiene con América Latina una profunda relación platónica.

Se radica en México, donde se interesa por el arte precolombino, y el trabajo de los surrealistas Mexicanos, que le atraen por parecerle que allí estaba la esencia de lo latinoamericano. Es allí donde al pintar la obra “Naturaleza Muerta, con Mandolina”, descubre la posibilidad de aumentar el volumen de las fornidas, como el mismo refiere: “Un día, estando completamente agotado, hice una pequeña marca en el centro de una mandolina que había estado dibujando….”; el pequeño círculo, que el artista había hecho para marcar la calidad sonora de la mandolina, le dio al instrumento la solidez que irá a desembocar en el encuentro de la proporción “boteriana” que luego desarrolla en toda su obra. “Fue como atravesar una puerta para entrar en otro cuarto”.

Desde Lectura Lacaniana recomendamos esta exposición, desde la posición de Lacán de no psicoanalizar la obra, ni el texto escrito, sino dejarse enseñar por el texto, lo que implica tomar la obra, el producto escrito como un producto que no es del inconsciente, que no es pasible o  posible de interpretación.

Es importante que cada persona descubra de donde procede el placer ante una obra de arte -señala el propio Botero-. "Para mí, el placer nace al presenciar la exaltación del volumen y la sensualidad de las formas".

Reseña X. Seminario Carlos Dante García. EOL

Carlos García escribe en la pizarra un cuadro de varias entradas, que será completado en el transcurso del año. La semana anterior CDG desarrollo características de la problemática del goce en Freud y en Lacan.

  Freud Lacan Psicosis Neurosis

Perversión

Sexo Pulsión Falo, se      
Goce Edipo Regulado Invasivo, desregulado Defensa mediante el fantasma  
           
Amor          
Deseo          


Como Freud  plantea lo sexual, bajo la forma de la pulsión sexual y la forma del Edipo.
En "Tres ensayos" , "Recuerdo infantil de Leonardo", dice que lo problemático es como se llega a la heterosexualidad, como se llega a elegir a alguien del otro sexo? Pasando por el Edipo y la castración se elije a alguien del mismo u de otro sexo.
El ejemplo del hombre de los lobos, posición sexual en el inconsciente es pasiva, a pesar de que su elección es heterosexual.
En Lacan la cuestión de la sexualidad, lo aborda en términos de sexuación.
Todo lo que elabora Lacan del sexo es a través del Edipo y del falo, el significante fálico y la significación fálica, esto no estaba en Freud.
Planteamiento de la incidencia del  falo entre el ser y el tener.
La cuestión es como alguien asume su sexo, asunción de la sexualidad.
El falo va hacer el significante amo del sexo.
Los que no disponen del significante amo del sexo son los psicóticos. El psicótico va a tener que inventar ese significante, un delirio sexual que organice la sexualidad y el goce.
Hay un discurso sexual, hablado por el discurso médico, ecografías, genotipos,  que tiene que ver con la anatomía.
¿De que manera se elegiría el sexo? En el genotipo y en la anatomía.
Lacan dice en "O peor": el género es como se lo habla al nene o a la nena, este como se habla hace comunidad se comparte una significación.
El falo es el discurso que le otorgan determinado valor significación y subjetivación a partes del cuerpo.
Esto lo plantea Miller, en "De la naturaleza de los semblantes" en el capítulo To have and have not dice que la significación del sujeto es la significación fálica, es el valor, la adjetivación que se hace de cada parte del cuerpo y del ser de alguien.
En Lacan en  el "Seminario 19", clase del 8/12/71 Lacan dice: todos cometen el error común, la significación fálica.
El discurso sexual lo ubica como A, lugar del significante.
Otro discurso es el que tiene que ver con los objetos que no tiene que ver con el sexo. El objeto a empuja a ciertas satisfacciones. Entre el autoerotismo y la adicción.
Lacan se pregunta: de donde surge la posibilidad de ser tomado y agarrar  la significación fálica? Cual es el origen del lenguaje? Es la detumescencia.
Significaciones compartidas, estas surgen de la lengua materna, de la manera que la madre habla y le habla respecto del valor y la significación del falo que tenga ese niño, la significación.
¿Cómo aprende alguien lo que significa el valor de la significación fálica? El valor que esta en cada palabra, resuena en lo dicho, los huecos-agujeros donde se presenta esto es de donde el niño agarra su valor fálico.
Los psicóticos van a carecer de ese valor fálico. En cada psicosis se tiene una forma particular de localizar el goce.
Goce fálico es un modo de goce, el otro goce es el plus de goce obtenido por el fantasma.
Plus de goce atendido por le fantasma, pegan a un niño, evocación de una fantasía para alcanzar el goce sexual. El fantasma tiene la particularidad de transformar lo displacentero en placentero.
Gozar del falo es lo que caracteriza al lado hombre de las fórmulas cuánticas de la sexuación.
El no todo goce fálico es lo que caracteriza a la mujer para Lacan. Que todo goce cuando esta caracterizado por el goce fálico, es hombre.
En "Ideas Directivas para un congreso sobre sexualidad femenina" y en "Subvención del sujeto y dialéctica del deseo", Lacan ubica a la mujer según la dialéctica fálica.
El goce fálico es limitado. El goce no todo fálico es al infinito.
La cuestión de lo fálico como del goce no todo es contingente, no es fijo, ni predeterminado de antemano, el ejemplo de Medea, con los hijos estaba  en el goce fálico, y luego esto vira cuando actúa y ataque a lo que mas quiere él y ella misma, va por allá del goce fálico.
¿Cuales son las formas que presentan la manifestación del goce no todo fálico? Hay dos goces, el  místico y el acto de Medea, indicando esto un goce otro.
Tenemos 2 sexos según la sexuación y 2 sexos según el falo como significante, pero  hay hombres en cuerpo de mujeres y mujeres en cuerpo de hombres, a esto se ha definido por el 3er sexo.
¿Como llegamos a localizar la posición sexual de un sujeto?
1) Por la decantación de todo lo que se va diciendo en un análisis, construcción del fantasma decantado. "Kant con Sade".
2) Es por deducción, no por el comportamiento. Es el recurso que utiliza el psicoanálisis para poder decir algo de aquello que no pasa por los dichos.
3) Por demostración, la posición sexuada se deduce y se mueve.
"Seminario 23", en la clase del 14/05/74,  Lacan plantea que la cuestión hombre-mujer, es una opción de identificación sexuada, mediante el significante o la lengua, por el discurso. La pulsión en su estado puro no pasa por la lengua.
Las neurosis estarán incluidas dentro de las opciones de identificación  sexuadas, esto lo trabajará la próxima, que ocurre con la dimensión del falo y del goce en cada una de las neurosis.
En la psicosis, hay rechazo a la significación fálica, no participa del discurso sexual común, se escucha entidades inéditas de lo sexual, tiene que inventar una entidad de lo sexual. El empuje a la mujer,  es una forma conceptual de intento de acotar el goce en las psicosis.  Se trata de invenciones de sexuación inéditas.  El neurótico tiene un discurso de confección, pret a porter, a diferencia del psicótico que son sastres de su sexuación.