Reseña XXI. Seminario Carlos Dante García.

Uno es el saber hacer que viene del inconsciente y que lleva a actuar, propio de las neurosis.

El síntoma, tomando como referencia a la histeria, implica un modo de hacer, manifestado en la repetición.

El síntoma definido como:

  1. Una manera de hablar
  2. De gozar
  3. De verdad

Esto si se pasa por un análisis, sino por si mismo no se localiza estas cosas.

Referencia: Capítulos XII y XIII del Seminario III, sobre la pregunta histérica.

En este seminario en la página 254, Lacan describe y menciona las diferencias que hay entre la realización simbólica como mujer y como histérica. Preguntarse lo que es ser una mujer es lo contrario de serlo.

Para Lacan cuando en una mujer la pregunta toma la forma de la histeria, lo  hace por la vía mas corta, por la identificación al padre.

1) Hay preguntas que hacen las mujeres, que no son todas preguntas histéricas. Hay que encontrar la razón por la cual hay más histéricas mujeres que hombres histéricos.

2) cuando toma la forma de pregunta histérica

3) hay una vía, mediante la identificación al padre.

¿Cuándo una pregunta toma la forma de histeria?

  • Cuándo se desencadena una neurosis
  • Cuando se forma un síntoma histérico
  • Cuando se tiene un sueño
  • La pregunta es el mismo síntoma

Toma como referencia el sueño de la bella carnicera, tiene una parte histérica y una parte mujer.

¿Que es aquello con lo cual lo hace gozar, lo atrae al carnicero? Las redondeces.

El marido hace un comentario al pasar: “estuvo tu amiga en la carnicería tu amiga, la flaca, que bien está no”?  y la esposa le dice: si a vos te satisface las redondeces, a que viene el comentario de elogiar a las flacas?

El inconsciente de la histérica funciona como una caja de resonancia, captando las faltas y los discursos sobre todo del hombre.

Duplicidad histérica dirá Lacan, hay una vía con la que hace la pregunta y un objeto, en este caso flaca.

La  llamada neurosis histérica, va a funcionar repitiendo una vez y otra vez la estructura, siendo la base la  identificación al padre. Esto le da una estabilidad estructural, repetida.

1°: El síntoma es una pregunta y quiere obtener una respuesta.

En el caso del Tranviario, Lacan reúne material para demostrar la cuestión de la pregunta histérica; soy o no capaz de procrear, manifestado en el dolor en el vientre.

La pregunta se puede encontrar:

  • En los recuerdos encubridores.
  • En la manera en que habla
  • En los intereses sobre los carozos
  • La pregunta por la procreación en toda la vida del sujeto.
  • La pregunta está también en el acting.

Pregunta secreta y amordazada por eso hay que interpretarla para descifrarla.

El neurótico hace preguntas. La histérica hace preguntas al analista, en cambio el obsesivo hace las preguntas a si mismo.

La pregunta del sujeto histérico siempre está dirigida para que el A hable y produzca saber, obteniendo un ser momentáneo y una identificación.

Una cosa es la pregunta que hace el sujeto y otra la pregunta inconsciente.

La pregunta histérica es para que el otro hable, produzca saber, ser momentáneo y además una identificación. El obsesivo se hace las preguntas a si mismo.

Miller, da un ejemplo de su clínica: Si Ud. no habla, yo no se quien soy.

Cuando Lacan dice: Una mujer es un síntoma para el hombre, una mujer puede ir a ese lugar, no es una mujer en mi cabeza ni una mujer en la que no puedo dejar de pensar.

Hace alusión a una obra de teatro: Una mujer en mi cabeza, no puedo dejar de pensar en ella.

¿Cómo el inconsciente de un hombre elige a una mujer?

Es preciso que ese objeto mujer sea el portador de un rasgo de goce y de un rasgo de amor. Esa mujer tiene que llevar en si, ciertos signos enigmáticos que ella misma desconoce. En el amor no se sabe cuales son los signos que lo producen.

El amor se sostiene y sustenta del verbo. La palabra del seductor constituye el objeto.

El verbo se sostiene en la misiva, en lo que se escribe. En la misiva de amor.

El amor se sostiene: en el verbo de la palabra, de la letra y del síntoma.

El amor verdadero es inesperado. Irrumpe. Caracterizado por su sensibilidad al encuentro. Contradice las opciones del sujeto, se manifiesta como algo no convincente.

En el obsesivo, encontramos la estructura repetitiva,   es alguien que elije no por el corazón sino por el pensamiento. Cuando el amor es pensado entra en la maquinaria racional. Elije bajo la forma del pensamiento, calcula. La posición del obsesivo es de no elección, elije otro por él.

Estructura repetitiva es:

  1. Preguntarse y responderse
  2. Inmovilidad
  3. Procastinación
  4. Mortificación

 Freud se pregunta, en tres ensayos, en una teoría sexual infantil:

¿Cómo es que habiendo un modo de satisfacción, que es autoerótico, consigue pasar a una relación, objeto de amor, a un objeto de la fantasía, llamado deseo, se salga del cuerpo propio, salga y vaya hacia otro cuerpo y eso constituya una pareja? ¿Cómo hace este pasaje?

Porque lo que uno encuentra de las pulsiones son estos razgos:

  1. La Pulsión parcial, no total
  2. La Pulsión es fragmentada
  3. La Pulsión que concierne al cuerpo propio
  4. Su vía de satisfacción es una zona erógena del cuerpo propio
  5. Es indiferente al objeto
  6. Su fuerza es constante
  7. Su exigencia de satisfacción altera el ritmo biológico.

El analista debería escuchar esto, la dimensión asocial, que no tiene nada que ver con un lazo, con un vínculo hacia el otro. El síntoma no va a dejar de exigir la satisfacción.

En el amor es el inconsciente que manda y rige los misterios del amor y se puede descifrar, se puede modificar las condiciones de amor.

La forma de saber hacer se impone, este saber hacer lleva a actuar, se impone, esto se llama repetición. El inconsciente tiende a la repetición. Ir más allá del inconsciente.

La estructura del sujeto histérico se constituye con: ¿Qué es ser una mujer? Y se manifiesta por:¿Que es un órgano genital femenino?, ¿Que soy,  hombre o mujer?

Tres variantes de la pregunta histérica. Lo simbólico, como significante, hace la pregunta y articula las cosas, deformándolas.

El obsesivo centra su pregunta sobre la existencia:

-Por la muerte

-Por el nacimiento o el origen

-Por la paternidad

Por Angela Vitale

Reseña XX. Seminario Carlos Dante García.

 El saber que se obtiene del inconsciente, no nos dice como hacer, ni nos indica como hacer, debilidad mental.

Expresión de Miller: “Un psicoanálisis no triunfa sobre la debilidad mental, pero puede hacer que uno sepa mejor, un poco mejor, hacer ahí con lo real que no tiene sentido”.

¿Que significa la debilidad mental, en el contexto de la última enseñanza de Lacan? Es lo que se obtiene como saber del inconsciente, no nos dice como hacer ni nos indica como saber hacer.

Saber hacer está en directa relación con lo real, y es ese real que no tiene sentido.

La debilidad del saber, Lacan en el Seminario 16, pone en serie:

  • Saber hacer
  • Saber estar ahí
  • Saber hacer allí

Saber estar ahí,  es el primer paso del análisis, es el descubrimiento del inconsciente freudiano. Se está allí repitiendo, uno es llevado por un saber, sin saber que lo sabemos. Saber estar ahí es el saber inconsciente, extraído de la ignorancia en el análisis, implica por ej: asociar libremente. El paso necesario del recorrido de un análisis es saber estar ahí.

Miller, en el Seminario:  El Lugar y el lazo, clase del 13/06/76 dice: el saber inconsciente si bien es extraído de la ignorancia del análisis, es sin embargo débil, porque es un no saber hacer allí con la falla en el sexo, esto es lo real. No tenemos en el inconsciente elementos de ese saber hacer.

Lacan, en el Seminario III, Capítulo XIII, pág. 254 dice que cuando la pregunta histérica toma forma en una mujer, tiene un camino corto, directo, la formulación de la pregunta histérica se sitúa en el Otro, esta encapsulada en el síntoma.

La pregunta más directa, es la identificación al padre. Dora identificación a la tos del padre, esta identificación  no le sirve para saber lo que es ser una mujer.

Encontramos el saber inconsciente y ¿que hacemos con eso?

Lacan, en la Clase XII del Seminario de la Psicosis,   en el caso del tranviario, lo trae porque compara la fenomenología de Dora con la psicosis.

Dora no consultaba con  ninguna pregunta,  consultaba como reivindicativa, escupía verdades, no asentadas sobre sus síntomas.

La maniobra en este caso no es hacerle reconocer la parte que le corresponde, sino esperar la oportunidad de que la histérica se haga la pregunta. En la psicosis no hay preguntas. El síntoma mismo es una pregunta en la histeria.

En el caso del tranviario, caso de histeria masculina,  el dolor en el vientre es la manifestación de una pregunta: ¿soy o no soy capaz de procrear?,  y con las otras dos modalidades de la pregunta histérica: ¿soy hombre o mujer?, ¿Que es un órgano femenino? Articula el síntoma a toda la vida del sujeto.

Lacan demuestra que la neurosis cuando se desencadena es la aparición de una pregunta.  ¿Soy o no capaz de procrear?. Insistencia repetitiva de la misma pregunta.

Lacan en relación al tranviario:

  1. El estilo de hablar se parece a una mujer
  2. Recuerdos de infancia, él había presenciado un aborto
  3. Principales preocupaciones del sujeto , que pasaba cuando se comía una fruta con carozo, que ocurría con el fruto, no la preocupación anal.

El tranviario se quería dedicar a la cría de gallinas y huevos, principal aspiración vocacional.

El saber hacer allí de la última enseñanza con: el goce, lo real, la falla del sexo y con su sinthome.

El saber hacer allí se articula con aquello incurable, con aquello que le viene del inconsciente, que le da la marca del síntoma.

Lacan trata de encontrar una solución a cuatro términos:

  1. incurable, que tiene que ver con la repetición
  2. algo que es real, por fuera del sentido, se agoto la posibilidad de darle sentido.
  3. un saber hacer allí con el goce, cambia su relación con la satisfacción
  4. saber hacer, límite con el otro sexo

Miller dice que el saber inconsciente es débil  respecto de lo real.

Saber estar allí, ¿dónde? En el inconsciente, ser llevado y estar determinado por el inconsciente. Ser incauto del inconsciente….es saber estar allí. Uno es forzado por el inconsciente, sin saber,  por eso es incauto.

Se puede describir tres movimientos:

  1. Inconsciente salvaje, discurso del amo, repito una y otra vez, soy llevado por el inconsciente
  2. Saber estar allí en el inconsciente, las experiencias analíticas van moldeando.
  3. El inconsciente impone a cada sujeto tal significación. Incauto

De lo que se lee a lo ilegible. ¿Cómo arreglárselas con eso?, ¿Cómo un analizado usa su síntoma?, ¿Cómo se puede usar esto como instrumento de una práctica? Usar el síntoma sin que sea un sufrimiento. Saber hacer allí, es la relación con lo incurable, no sufriente. Seguirá retornando, no hay solución al retorno de lo reprimido, saber arreglársela con eso y con su retorno.

Usar el síntoma, es una manera de poner distancia con el sinthome.

Desembrollarse, dirá Lacan, hay que ir hacia el síntoma.

En el Seminario 24, Lacan se pregunta: ¿Cómo se practica el saber hacer allí?

“Se sabe hacer con el partenaire sexual y también con lo que el hombre sabe hacer con su imagen”. La imagen es el semblante mediante el cual se puede causar el deseo, se seduce, o se puede ofrecer como objeto de ese deseo.

¿Qué cambia este saber hacer allí con el goce, con la imagen y con el partenaire?

 

Por Angela Vitale

Ciclo en Busca de un personaje

El Ciclo del Fondo Nacional de las Artes, "En Busca de un personaje" que realiza Silvia Hopenhayn en la Casa de la Cultura, tiene como invitado a: Emilio Gauna, de "El sueño de los héroes", de Adolfo Bioy Casares. Participa: Esther Cross.

El miércoles 18 de septiembre, a  las 19:30, en la Casa de la Cultura
Rufino de Elizalde 2831 (a dos cuadras de Av.  Las Heras y Bustamante).

Entrada libre.

“Dos propuestas de escritura narrativa”por Leopoldo Brizuela

Dos propuestas de escritura narrativa
por Leopoldo Brizuela

Tutoría de Obra Narrativa en proceso
Inicio: miércoles 18 de septiembre

El objetivo de la "tutoría de obra en proceso" será auxiliar a los participantes en la consolidación y culminación de un proyecto narrativo concreto.

El trabajo será grupal.  La tarea básica del coordinador del grupo consistirá, por un lado, en una consideración crítica pormenorizada de cada proyecto y de los fragmentos ya escritos.  Por otro lado, se sugerirán vías de desarrollo y corrección de la obra en proceso, así como lecturas que puedan ayudar en el mismo sentido.  El docente coordinará el debate grupal sobre cada proyecto y los temas que se planteen, tratando de que la experiencia de cada participante enriquezca a los demás.  Por último, una vez logrado el punto final, se hará con cada obra el trabajo de edición, sin perder de vista lo que decía Borges: un texto no se termina, se deja.

Se requiere que cada alumno envíe un mail a info@casadeletras.com.ar, con una presentación de sí mismo y de su proyecto de escritura, y que acompañe dos o tres páginas con un fragmento del proyecto.

Duración: 12 encuentros de 2 horas
Día y horario: miércoles de 20 a 22 hs.
Inicio de clases: miércoles 18 de septiembre
Cupo máximo: 6 integrantes

El narrador y el silencio
Taller de lectura y ejercitación
Inicio: miércoles 9 de octubre

"Después fui creciendo", dijo Chavela Vargas, "y comprendí que se canta tanto con las notas como con los silencios".  Del mismo modo, podría decirse que todo narrador comprende muy pronto que aprender a escribir es, claro, aprender a decir, pero también a callarse; a nombrar, pero también a sugerir; a lograr que no sólo las palabras, sino también los silencios, digan tanto como puedan.  Este curso enfocará, desde el punto de vista de la técnica del narrador las cuestiones básicas de la "economía narrativa".

Temas: trama y silencio.  Descripción y reflexión.  Autor / narrador / personaje.  Personajes y espacios.  Diálogo y "subdiálogo".  La masa sonora de la prosa.  Relato y secreto.

Duración: 8 encuentros de 2 horas
Día y horario: miércoles de 18 a 20 hs.
Inicio de clases: miércoles 9 de octubre

Informes e inscripción:
Casa de Letras – Escuela de Escritura y Oralidad
Perú 375 – P 8 – San Telmo – C.A.B.A.
Tel. 5352-3355
Atención telefónica y personal: de 16 a 21 hs.
info@casadeletras.com.ar  –  www.casadeletras.com.ar  –  www.facebook.com/casadeletras

Reseña XIX. Seminario Carlos Dante García.EOL

Carlos García, comienza anunciando las fechas de los próximos encuentros:
17/09, conversación con Silvia Hopenhayn, sobre  los modos de lectura en la novela erótica, desde Lolita hasta las 50 sombras de Grey, para trabajar la tensión, conflicto que hay entre sublimación y consumo, para situar que de las nuevas novelas eróticas, incluyen la subjetividad de la época.
24/09, presentación Caso Clínico, Andrea Améndola, “Patito Feo”.
08/10, presentación Caso Clínico, Patricia Pena, “Encontré un hombre de verdad”
29/10, presentación Caso Clínico, Florencia Vidal Dominguez, “La Putaracha”

Hoy:  La función de lo escrito en las psicosis y las neurosis.
Los nudos,  son la manera que tiene Lacan de abordar la escritura.
Nosotros, dice, tenemos la idea de que el análisis nos acercará a una especie de dominio sobre lo que nos suceda, alcanzar un puro dominio, nos imaginamos que el orden simbólico es algo de eso.
Lacan cuestiona este alcanzar un puro dominio, en la última parte de su enseñanza, con varios conceptos, entre ellos, con el concepto de escritura.
Para Freud, la idea que tenia, era que el inc. escribía y reescribía, Carta Nº 52, el inc. como una transcripción continua de signos,  las marcas vividas de una experiencia pasada, marcas que quedan en el inconsciente como escritura, marcas ya escritas, hay que descifrar estas marcas que uno ignora.
En Freud, analizarse es aprender a leer cada vez mejor, de algo que ya está escrito. El analista con la puntuación, hace que se lea algo, de aquello que no se podía leer. Mediante la interpretación el inc. se hace legible.
Para Lacan, el inc. legible es la palabra vuelta escritura.  No cesa de repetirse o de escribirse, un análisis es escribir un texto de lo que se repite. Poco a poco comienza a construir otra idea del progreso del análisis, es avanzar, seguir girando alrededor de lo que es imposible de decir y que es ilegible.
En el Seminario XX, Aún, Lacan dice que el significante funciona separado de su significado, quiere decir que no lo puedo leer, esto es letra. El inconsciente constituido por una serie de significantes aislados de letras. Introduce el concepto de lalengua.
Que es lalengua? Este concepto cambia la práctica analítica y el concepto de la interpretación.
El traumatismo de lalengua (1)en este capítulo, Miller nos dirá que la lalengua es lo siguiente: se trata del sonido de la lengua que jamás es armónico, que jamás sintoniza con nadie y significa que esa desarmonía, no puede ser remediada, curada.
Lo único que se podría hacer con lalengua (2), convertirla en una obra.
Cuando el analizante piensa que está feliz de vivir, es suficiente (3), hay que entender que quiere decir pensar, en esta frase. En un análisis encontramos alivio, y de ahí encontrar la felicidad de vivir…
Lo que encontramos en un análisis, gira alrededor de algo que es ilegible, gira alrededor de esto,  se hace del síntoma una obra. Esta obra puede tener la forma del pase, quiere decir, un artificio(4), no hay conexión entre significante y significado. No hay posibilidad de leer sobre el sexo, de captar que lo que a uno le ocurre, es algo que pueda ser comunicado.
El nudo como escritura no tiene nada que ver con la conexión entre significante y significado.
Creemos que vamos a resolver el goce por el sentido y Lacan dirá que esto es imposible.
Ej: Michael Leiris, escritor, cuando era niño, juega con un soldadito, se cae, se debería haber roto, pero no se rompe, dice una expresión: lizmente, el niño creía que se decía lizmente cuando algo estaba bien, se fija allí como escritura, como una experiencia de goce, que surge sobre el  fondo de una pérdida.
La madre de Leiris lo corrige y le dice: no se dice lizmente, se dice felizmente, este ejemplo muestra de cómo uno puede tener la experiencia de disfrutar con lalengua, jugar, usar los sonidos de la lengua sin seguir el régimen del significado. Cuando se sigue el régimen del significado pasamos al lenguaje.
El inconsciente está constituido por significantes que funcionan como lalengua, no como el lenguaje. Si lo pasamos al lenguaje lo transformamos en una elucubración de saber. Los sueños no respetan ningún lenguaje, es la combinación de imágenes y sonido de la lengua sin el respeto del significado.
Por la corrección realizada por la madre, vivencia de una pérdida de la felicidad del lizmente.  El trauma es el pasaje de lalengua de ese juego homofónico al lenguaje. Este lizmente tiene un estatuto de letra, porque esta separada de toda significación y es causa de goce.
La psicosis consiste en que el sujeto inventa su propia lengua, con la diferencia que su invención se llama delirio porque tiene significados propios, no compartidos.
El inconsciente esta hecho de lalengua, de S1 aislados, sin conexión, no sirve para la comunicación, no respetando ni el sentido ni el significado. Lo real está en Lalengua.
Estos significantes, letras vaciadas de significación, están separados del Otro y no sirven para la comunicación.
Lalengua no está escrita, se inventa en el encuentro con el analista, sería algo no traducible. El inconsciente se presenta como una huella, una escritura, de lo que fue nuestra relación originaria con lalengua.
Si ya estaría escrito habría: resignación, produciría una necesidad lógica de lo que no habría contingencia y azar y por ultimo no habría que hacer nada con el goce puesto en juego ahí.
Si no está escrito hay posibilidad de que cada uno encuentre su solución, se haga algo, que no esté todo determinado, con un saber previo, hacer una obra.
¿Como se presenta lalengua en un análisis?
Es reconocer aquello que me determina, que estoy sujetado. La sujeción es reconocer cuales son los significantes que funcionan en mi como letra, inventados en un análisis. La fijación tiene la particularidad de que es algo enigmático.
Me fija algo que es:
– Enigmático
– Aislado de toda cadena, S1 solo
– En directa relación con el cuerpo.
S1, una parte que se relaciona a un real, enigmático otra parte de este real se relaciona a una cadena, aquello que se leyó, en el transcurso de un análisis.
S1 articulado a lo que no es posible leer y a lo que se pudo leer en la cadena significante. Es importante que en cada interpretación realizada por el analista, esté vaciada de sentido.
La interpretación decisiva la hace el analizante, es lo que escucha de la resonancia de su lalengua.

Notas:
1) Miller, Jacques Alain, Piezas Sueltas, pág. 41, Editorial Paidós, Buenos Aires, 2013
2) Ibíd., pág. 47
3) Ibíd., pág. 48
4) Ibíd., pág. 49

 

 

Las ficciones clínicas: escritura y lectura, parte II

El analista, en la construcción que hace del caso, parte del conocimiento del mundo simbólico del sujeto, para extraer la gramática y las leyes que lo rigen. La función es delimitar el material quitando aquello que da sentido, para transmitir lo esencial.

El analista, dice Canedo, comporta en su escritura un saber que adviene cuando se escribe.

Continua diciendo, si se sigue lo que Lacan plantea en “Proposición de octubre de 1967”, donde  inventa el procedimiento del pase, se podría pensar que el verdadero caso clínico es aquel que el sujeto escribe a partir de la propia experiencia.

El planteo esencial del texto ubica que la presentación del caso es siempre una construcción que es producto del analista y sus avatares (análisis, formación, etc). Lo fundamental es que la construcción de cuenta de la posición del sujeto, a partir del propio deseo, del deseo del analista.

El momento de presentar la construcción es una ocasión para compartir esa extracción de saber sobre la clínica con la comunidad analítica, tomando el analista la responsabilidad de transmitir no sólo su propia clínica, sino el psicoanálisis mismo.

 

Patricia Pena

 

III. La construcción del caso

 

La construcción del caso implica entonces conocer de forma rigurosa el universo simbólico del sujeto, a fin de poder ahí vislumbrar la trama del tejido, los nudos, los colores, para extraer la gramática y leer las leyes que rigen. Comporta delimitar de esta manera el material quitando lo que añade sentido, a fin de poder hacer una buena transmisión de aquello que se considera esencial. Es un intento de dar cuenta de la estructura gramatical que rige, a partir de las versiones que el sujeto va construyendo alrededor de lo real en juego; es un intento de demostrar la lógica del inconsciente funcionando, la lógica de los dichos del inconsciente. Y es una logificación de la palabra del analizante.

La construcción que el analista hace a partir de los decires del analizante, comporta en su escritura un saber que adviene cuando se escribe. Y así la escritura misma comporta un cierto encuentro para el analista, un efecto de sorpresa, un plus de saber.

IV. Lo que el analista escribe

Lacan nos advierte que lo que el analista escribe no tiene nada que ver con lo que el analizante lee. Nos dice: “En el discurso analítico ustedes suponen que el sujeto del inconsciente sabe leer. Y no es otra cosa, todo ese asunto del inconsciente. No sólo suponen que sabe leer, suponen también que puede aprender a leer. Pero sucede entonces que lo que le enseñan a leer no tiene absolutamente nada que ver, y en ningún caso, con lo que ustedes de ello pueden escribir” (12). Dice esto casi de forma provocadora, dejando claro que aquello que escribe el analista sobre el caso, no es el caso. Incluso dice, “nada que ver”.

De hecho a partir de la “Proposición de octubre de 1967” (13), en la que Lacan inventa el procedimiento del pase, podría pensarse que el verdadero caso clínico es aquel que el sujeto escribe a partir de la propia experiencia. Es decir, que el único que puede testimoniar del caso es realmente el propio analizante.

Así, debemos plantear sin ambages, que el caso que presenta el analista pone en primer plano no el caso, sino una construcción que es producto del analista, de su formación, de su clínica, de su posición. Se trata entonces no del caso, sino de la lectura que permite al analista dar cuenta de la posición del sujeto, a partir del propio deseo, del deseo del analista.

V. Para concluir, la presentación del caso

Lo que está en primer plano entonces, es la práctica del analista, “su” lectura. Su forma particular de poner en juego la aplicación del psicoanálisis puro en la clínica contemporánea. Es su testimonio de las vías por las cuales se enfrenta al real en juego en cada caso, extrayendo de ello una enseñanza. Y esta transmisión es una ocasión de la verificación de que hay analista, en cada caso.

Pero además, estas presentaciones son la ocasión de compartir con la comunidad analítica una extracción de saber sobre la clínica misma y sobre las cuestiones cruciales del psicoanálisis.

Así, ante un auditorio como el presente, el analista toma también la responsabilidad de transmitir no sólo la propia clínica, sino el psicoanálisis mismo.

 

Notas:

12- Lacan, J. El seminario, libro 20: Aún, Ed. Paidós, Buenos Aires, 1992. p. 49.

13-Lacan, J., “Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela”, en Momentos cruciales de la experiencia analítica, Manantial, Bs. As., 1992

NODVS XXVI de Noviembre 2008

Lectura Lacaniana. Películas. Antes del Anochecer

Este film es el tercero de una saga sin desperdicio. La primera de estas películas gira en torno a Jesse, un joven estadounidense y Celine, una joven francesa, se conocen en un tren y pasan una noche en Viena, sabiendo que probablemente no volverán a verse más. La segunda entrega retoma la historia nueve años después, en París, donde Jesse está presentando una novela; Celine va a verle y pasan un rato juntos recorriendo la ciudad y poniéndose al día sobre sus respectivas vidas, siempre mirando el reloj porque él tiene programado un vuelo para volver a su país. Del amor idílico, al amor conyugal, fatigado y sin maquillajes, la trilogía es una oda a la palabra filmada. Palabra que implosiona el encuadre, que se transforma, que es una vibración cristalina, que trasciende la imagen, que tiende la mano al espectador y lo pone de cara al espejo de la comedia de los sexos. En esta ocasión, Antes del anochecer acontece en Grecia, los exquisitos diálogos entre los protagonistas nos permiten realizar una lectura lacaniana del film y situar con precisión aquello que no encaja en la trama, que en esta ocasión, consiste en aquello que no encaja entre los sexos. El despliegue de la histeria en Celine se luce en todo su esplendor: la insatisfacción de su hombre y la suya propia la capturan intempestivamente. Su discurso hace de la falta un culto, en carrera hacia una metonimia rabiosa, agitará el abanico extenso de su demanda para que Jesse le diga lo que ella es. Derrotero fértil, cosecha su insatisfacción conminando a su hombre a esculpir con su boca un decir, que él diga el objeto que ella es. Notablemente, Celine interroga el misterio de la posición femenina, su propia alteridad, convocando a la Otra mujer a partir del Uno fálico, con toda la agresividad especular tejida en la pelea por la falta. Búsqueda de excepcionalidad frustrada, sed del ser sin alivio: ser la única, opacidad que la aleja furtivamente de ser la única para un hombre. Celine goza de la privación, retirada de la carne suspende el goce para prolongar el deseo en un tiempo querido eterno. Erotómana, en esa búsqueda loca de que se le demuestre todo el tiempo ser amada y que eso mismo le sea dicho por Jesse, no alcanza, lo fuerza a un decir imposible y la palabra de amor se desvanece en sus efectos. Excluída, al borde de la escena, Celine redobla la apuesta y Jesse, tenderá palabras de amor las cuales se anidarán, aunque evanescentes, en ella. Un filme imperdible. Una historia como tantas. Un final… principio de toda ficción.

Reseña XVIII. Seminario Carlos Dante García. EOL

 

 

 NUDOS

 

SIGNIFICANTE

Real

Relaciona

Desanuda que?

Conecta

Sinthome

Significa

Problemática de los nudos, desde una perspectiva para la experiencia del análisis y para las estructuras clínicas.
En el caso clínico de la semana pasada, “este cuerpo no es mío”, su cuerpo no estaba anudado a lo imaginario.
Desanudamiento, la clave es lo que desanuda, no por lo que anuda.
El espíritu de los nudos consiste en(1):
• En la disyunción entre individuo y sujeto
• Signo de interrogación sobre lo que Lacan llama lo real
• Lo real supone que da un goce al síntoma
El análisis y la interpretación nos hacen creer que el enigma tiene una respuesta.
Respondemos con la conjunción de síntoma imaginario, que quiere decir?
Se supone que quiere decir algo.
Real-sentido
Lo real se trata con la relación imaginario-simbólico
Esta formulación deja de lado el enigma de lo real.
Se trata de encontrar un real por fuera del sentido, vaciado de lo que quiera decir.
Lacan busca, no encuentra
Joyce comenzó a trabajar cuestiones sin operar con el sentido y lo imaginario.
¿Qué es el sinthome? Es lo que designa algo que está por fuera del efecto de sentido.
Definiciones de sinthome:
1) Nombre de un afecto, que es irreductible a los efectos de sentido, que es inanalizable, no se lo puede anudar a lo imaginario y a lo simbólico.
2) Designa (2) es de lo que el síntoma tiene de rebelde al inconsciente.
• Aquello que queda como resto del trabajo analítico
• Joyce, sinthome por fuera del análisis
• Se abre la perspectiva de la psicosis o de casos rebeldes al inconsciente.
3) No representa al sujeto , no hay efectos de sentido
4) Es una suplencia, de dos términos que son claves para la neurosis:
• Del nombre del padre, operando sobre el deseo de la madre
• Del falo, como significante que tiene incidencia sobre lo imaginario.
¿La práctica con los nudos que implica? (3)
Se presume que hay un acuerdo entre simbólico y real.
Nombre del padre, es alguien que da nombre, nombra las cosas, creemos en él. En el caso clínico, no aceptaba el nombre.
Con creer en el lenguaje implica leer que comunica.
En la última enseñanza, los Nombres del padre abordaría la relación de Simbólico y Real.
Suponer que el síntoma quiere decir algo es creer: en la comunicación, en el sentido y que quiere decir algo.
Se va a análisis para encontrar una respuesta.
La posición del artista es lo opuesto de una histérica.
La histérica se presta en un análisis para que haya desciframiento, se presta para que se construya un lenguaje para descifrar.
Hablan irresistiblemente de su mamá y de su papá, estos fueron la fuente desde donde fueron hablados.
El artista, sabe hacer, no forma parte del desciframiento.
El síntoma, pez voraz de sentido.
El sinthome no quiere decir nada.
Lalangue, son las palabras, sonidos que se pegotean, no logro decir que, manifestación en la lengua.
En la lengua como en el sinthome hay lo ilegible, aquello que no es posible leer, no quiere decir nada, no poseo los recursos para poder leerlos.
Un análisis supondría llegar a lo ilegible, se agota la posibilidad de que quiera decir algo.
Joyce tenía dos patas:
Un saber hacer con la lengua
Un saber hacer con el nombre, hacerse un nombre y orientarse.
¿Qué alcance tiene el saber hacer en la práctica analítica?
La práctica con los nudos abre la perspectiva del artificio de lo que implica un saber hacer.
Próxima clase: ¿Qué implica el saber hacer en la práctica analítica y como es el saber hacer en la neurosis?
Notas:
1) Miller, Jacques Alain, Piezas Sueltas, pag. 73, Editorial Paidós, Buenos Aires, 2013
2) Ibid, pág. 72
3) Ibid, pág. 70