El Lobo de Wall Street

De la mano de Martin Scorsese, es puesta en escena la historia autobiográfica de Jordan Belfort, interpretada en este film por el actor Leonardo Dicaprio, un corredor de bolsa que se niega a cooperar en un caso importante de fraude de valores, en el que están implicados Wall Street, las grandes corporaciones bancarias y la mafia. Mostrando la evolución desde el sueño americano a la codicia corporativa, Belfort pasa de las acciones especulativas y la honradez, al lanzamiento indiscriminado de empresas en Bolsa y la corrupción de finales de los ochenta. Con poco más de veinte años, su enorme éxito y fortuna como fundador de la agencia bursátil Stratton Oakmont le valió el mote de “El Lobo de Wall Street”. Un subtítulo antecede la película: “más, más… nunca es suficiente”. Desde una lectura lacaniana podemos situar el signo de un discurso que convoca a la compulsión insaciable, a un tiempo en continuo en donde la pausa contradice al ideal de un hedonismo añorado. Jordan corre detrás del éxito. Hanna, un corredor que lo inicia en la práctica, le propone reglas para lograrlo: el cliente no importa, la cocaína lo mantiene rápido y bien despierto de oídos, masturbarse mientras piensa en dinero, y es así como este lobo ingresa al parque de juegos en donde la rueda no para, no se detiene en los 365 días del año, en cada año, en cada década y en cada siglo. El protagonista se lanza hacia una alocada carrera hacia la multiplicación del dinero, el sexo y las mujeres, el consumo de cuanta droga estuviese presta a columpiar el cuerpo recortado para no parar, los objetos diversos se homogenizan por momentos en un uno indiscriminado, nombrados todos por un repetitivo “fuck you”, cual S1 que revela un rasgo actual de nuestra sociedad: la autoridad como principio de ley resulta ineficaz y se desgaja, ante la conducta de Jordan y su manada de lobos voraces de más. Estos objetos taponan la causa del deseo y la división del sujeto, no hay lugar para que la angustia muestre sus hilachas, son los objetos alternándose como partenaire de Jordan y sus compañeros. Jordan revela hasta qué punto quienes lo siguen han ubicado en sí el mismo objeto como ideal del Yo, él representa la sed del éxito a lograr en poco tiempo. El placer está centrado en ir más allá de la ley, Jordan no quiere detenerse, su padre intenta persuadirlo para que se retire pero su decir queda sin efecto, a lo cual este padre continúa trabajando bajo el ala de su hijo acompañando sus decisiones y representando una función que no prohíbe ni se revela. Belfort encarna un discurso que refleja la propuesta de cómo ser un excelente hombre máquina que no se detenga y cabalgue hacia el rumbo de un matrimonio conveniente: producir y gozar más y más, pues el lema del lobo reza: “no aceptar el no como respuesta”. La elección amorosa de una duquesa está planteada como una adquisición más, es clave una pregunta que Jordan se hace antes de proponerle matrimonio a Naomi, y es la siguiente: “¿Qué haces cuando no sabes en qué gastar tu dinero?” y es ahí en donde un anillo de compromiso surge como un objeto representante de otros por venir alistándose en el sentido del “matrimonio”. Una escena hacia los finales del film nos permite pensar en el cuerpo amordazado por un goce feroz: arrastrándose por el suelo, anestesiados parcialmente sus miembros por exceso de drogas, Jordan descubre que puede reptar atravesando la selva de su éxtasis. Luego, una imagen lo orienta: es Popeye el marino consumiendo espinacas, desplegando su poderío se eleva y vuela…. Jordan cual pálido reflejo imita al marino y consume cocaína, y al modo del súper héroe salva a uno de sus secuaces. Gritos, sonidos guturales socavan la concavidad de un cuerpo estragándose la subjetividad…. El hombre en plena voluptuosidad de un goce que lo implosiona. “¿Qué tal es el paraíso sobrio?”-le pregunta Dennis Aburrido, horrible, demasiado, quiero matarme…-responde Jordan. Un film que retrata fielmente los síntomas actuales de la época y los tropiezos de la subjetividad moderna cuando se intenta ir más allá del principio del placer… sin haber leído a Freud.

En el tren de Cristian

 

En el tren de Cristian…transitando la primer estación

 

Cuando a uno, un tema o algo lo convoca, es porque primero fue convocado, por otro que invita, que apela, que muestra, que espera, que quiere escuchar…es así que en un interjuego de convocatoria me puse a escribir, que de otra manera, hubiera seguido latente, postergado.

Quisiera intentar plasmar los inicios de un abordaje psicopedagógico, con un niño de 5 años, Cristian. El niño suele ser presentado por quienes lo rodean, antes que nada, por su diagnóstico: “síndrome de Down”, nominación que lo enquista, lo detiene y que poco o nada dice acerca él. Desde el  primer día que lo conocí, algo se movilizó en mí, quizás por su postura, por su mirada desenfocada, por su apariencia de poco cuidado o descuido. Un niño al que fue necesario convocar para que algo de lo propio, se pueda empezar a poner en marcha.
Encontré en sala de espera a un niño con la mirada cabizbaja, el rostro casi escondido u oculto a raíz del repliegue de su cuerpito, en una postura pasiva, casi inmóvil. A su lado, su mama, con la mirada fija en un punto a lo alto o hacia el frente, con un semblante inexpresivo, casi inmutable. Ambos, en silencio. En una posición de espera, a ser buscados o encontrados por la terapeuta, en este caso por mí, la psicopedagoga.
Cristian, con su mirada casi perdida, desenfocada, pareciendo estar a la espera de que alguien la busque, la encuentre, estar a la espera de que alguien lo invite a él, a interactuar. Parecía accesible, “se dejaba llevar” sin resistencia alguna hacia el consultorio, lugar en el que algo de la curiosidad parecía activarse, ponerse en marcha. Todo su cuerpo al servicio de los objetos que aparecían delante suyo, su mirada ahora, allí enfocada, donde los objetos se tornaban todos interesantes, para manipular, para explorar, para arrojar e incluso poner en juego la funcionalidad de algunos…aquí la quietud y pasividad se habían corrido respecto de los objetos, sobre los cuales la acción sobre los mismos, se tornaba concreta, manipulativa, impulsiva, de descarga.
Pero Cristian, seguía solo, a pesar de mi presencia, se mantenía en silencio, aunque por momentos, esbozaba algunos sonidos balbuceantes u onomatopéyicos, no dirigidos a un interlocutor. Mientras tanto, yo estaba ahí para él…sosteniendo esa primer exploración, su manera de presentarse…. me preguntaba ¿Cristian percibe mi presencia, registra la presencia del otro, desconocido para él? le dará lo mismo si estoy o no estoy? ¿Será que su soledad va más allá de la presencia o ausencia del otro?
Fueron algunas de mis preguntas iniciales…

  Cristian estás ahí? Cristian, donde estás?…  
Ese elemento inasible, invisible a los ojos,
que se apoya en el cuerpo y lo toma, tiene que ver con el otro,
que lo mira, lo lee, lo habla, lo piensa y lo significa.
Ser mirado para mirar y encontrar algo.
Ser hablado para hablar y que alguien nos escuche”

(CORIAT, H; “E.T. ¿Hacedores de bebés?” en Escritos de la Infancia.
Buenos Aires, Publicación de FEPI, 1993).
Frente a la convocatoria, al llamarlo por su nombre, instantáneamente su mirada desenfocada de la mirada del otro, hizo foco, conectó, respondiendo al llamado rápidamente, con su mirada, con su acción corporal, que se mostraba accesible y permeable a cada llamado, a cada propuesta u objeto ofrecido.
Qué bien! Pensé por un lado, la intuición inicial, de que su mirada parecía estar a la espera de ser convocada, no estaba tan alejada. Por otra parte, pensaba Qué difícil…porque es demasiada la permeabilidad…otra vez, daba la impresión de que todo era igual, todo daba lo mismo. La voz convocante, invitándolo al juego, al acercamiento, daba esta primera sensación. A todo accedía o parecía acceder, “se seguía dejando llevar”. Parecía que la presencia de un otro estaba al servicio de “llevar” a Cristian, de “dirigirlo”, elegir por él, hacerlo actuar…tal como él con los objetos puestos delante de sí.
Y su subjetividad? Donde estaba? Cristian parecía mas un objeto, para ser manipulado, llevado por el deseo del otro…y el suyo? Sus silencios, a qué se debían? Sólo al hecho de que el lenguaje se encuentra desfasado respecto de lo esperable para un niño de 5 años? En todo caso, por qué el lenguaje aún está en un momento de construcción incipiente? Cuánto se le habla a Cristian? Cuánto es hablado Cristian? Se le habla? Se lo escucha?
Es el niño menor de una familia numerosa, de hermanos adolescentes y adultos, padres grandes, con experiencia en la crianza, todos convivientes, con lenguaje. Un niño no buscado, no deseado por su mama, luego aceptado, por decisión del padre y el pedido de los hermanos.
Qué habrá pasado con la situación dialógica primaria o inicial? Se habrá establecido?, es decir “la mama, ejerciendo dominación y poder se ofrece como fuente de todo placer y saber, mientras el infante se inicia como escuchante en ella y de sí, como lector del rostro, mirada, gestos y posturas, como interprete desde sus pulsiones y como hablante balbuceante. Este será el núcleo de la situación dialógica que promoverá o no el proceso de construcción del lenguaje, conjugándose el espacio visible (ver) y el invisible (oír). (Juana Levin, Tramas del Lenguaje Infantil, pg. 30). Cuánto de la mirada, la palabra y el sostén se habrán puesto en juego? De qué manera?
Es así que requerí con particular detenimiento mirar, escuchar y sostener en el espacio clínico a Cristian, buscándolo, convocándolo, acercándome a él,  esperando sus respuestas, leyendo su cuerpo, sus posturas, sus acciones, sus producciones. Interactuar, empezar a armar el espacio para que la situación dialógica se empiece a construir. Algo de la función materna empezó a operar en mí, intentando estar atenta a no perder el foco terapéutico, el rol profesional.

  Y un sonido hizo la diferencia….  
En una de las primeras sesiones, sucedió algo que luego se transformaría en la pista a seguir, una señal a tomar. Un sonido externo irrumpió al interior del consultorio, atrapando la atención inmediata de Cristian: el sonido de un tren que pasaba. C. miró hacia lo alto y señalando con un dedo expresó: TEN! TEN! (tren) con sorpresa y entusiasmo. Una palabra se empezó a oír!
Sí Cristian! Es verdad, está pasando un tren! Afuera, está pasando un tren. Y se escucha acá adentro!, a ver? Escuchemos juntos….
“sin quien escuche no hay qué decir. Esto distará no sólo la posición de escucha de otro hablante sino también una necesidad apelante, la solicitud de concurrencia y la espera de la llegada sonora. Hay un otro esperante que desea la palabra” (Juana Levin)
A partir de ese instante, el tren empezó a tener un lugar prioritario en nuestro espacio, para la construcción de nuestro vinculo… con su inclusión cada vez que pasa, deteniéndonos juntos a escucharlo para luego imitar su sonido; cantar una canción alusiva (“chu-cu -chú, llega el tren”… luego: “el tren se va…”) que ahora C. intenta tararear; armar y desarmar trenes con bloques que se empiezan a trasladar; empezar a dibujarlos en una hoja donde él quiere aprender a hacerlo, acompañando con su mano el movimiento de los trazos, luego intentar hacerlo por sí mismo, y si no sale, solicitar la ayuda; animarse a ponerle ruedas…
El tren, objeto de preferencia de C., hizo lazo con su deseo, con su curiosidad e interés, ya más enfocados, para iniciar un trayecto, empezar a construir un camino o recorrido propio, pero no sólo, sino en compañía de otro que vaya junto a él,  que se deje llevar por él, por su ritmo, sus tiempos, sus intereses. Convocándolo cada vez, con el llamado, con la voz: “la voz, presencia viva, es posibilidad de unión”. “La voz que dice, ante todo representa al que dice, crea un espacio con otro que escucha” (Juana Levin).
A partir de estos momentos, Cristian empezó a convocar, a iniciar las interacciones, con los recursos con los que cuenta, un sonido, un acercamiento corporal, un “toque” con su mano.
Constantemente ha de estar presente que
Sólo será aprendido por el niño
Aquello que pueda ser significado por él.
Significado en tanto posea los instrumentos para ello
Y en tanto ¨bañado¨ (atravesado) por la significación del otro que ofrece.
La red significante que sostiene el desarrollo de un niño
Está tejida por el agente materno, con hilos devanados de la cultura a la que pertenece.

(Lic. Stella Caniza de Páez, en Seminario virtual “Abordaje interdisciplinario de los problemas de desarrollo infantil”, Clase 7: Psicopedagogía inicial ll, FEPI, septiembre 2013)

  

Chu-cu-chú, llega el tren…

  

Es así que decidí subirme a su tren del deseo, objeto casi mágico que permitió el armado de un lazo, subir con la intención de ir construyendo juntos el trayecto a medida que lo transitemos, teniendo en cuenta que el motor de funcionamiento es el propio deseo de Cristian, combustible indispensable para que se pueda poner en marcha.
En encuentros subsiguientes, comenzó a aparecer el NO, por parte de C. a raíz de propuestas dadas por mí, que se negaba a aceptar. Algo empezó a hacer diferencia, ya no le está dando todo lo mismo. Está empezando a elegir, a “diferenciar”, a “separar”. Esto fue concomitante con un comentario-preocupación por parte de su mama, quien  manifestó: “desde q empezó a venir acá, dejó de hacer caso. Ni a la maestra, ni a mí, ni a nadie. Se escapa, hace berrinches”. Una respuesta pronta me surgió, con un importante quantum de expresividad alegre: QUÉ BUENO!!, con un consecuente desconcierto de su mamá frente a una respuesta que no esperaba.
Y es que C. ya no se está dejando llevar, está empezando a querer ir, explorar, partiendo de sus intereses. Algo de lo propio parece estar poniéndose en marcha, una “primer estación”, desde la cual emprender un viaje, iniciar un trayecto, que él ira marcando. Por ahora, estamos en la “ESTACION DEL NO”, tan necesaria en los tiempos que hacen a la constitución subjetiva, mantengámonos aquí por un tiempo, soportemos aunque resulte un tanto inquietante para el afuera, hagamos soporte, hasta que C. esté listo para avanzar hacia una próxima estación…aquella que se relaciona con los inicios de la REPRESENTACION SIMBOLICA…
El momento cognitivo en que se encuentra Cristian está vinculado aun con un universo concreto, perceptible y presente (un estadio senso-motor en términos piagetianos). Por ello, “el tren de Cristian”, necesita tomar primero forma concreta, que sea palpable, y a su  vez artesanal, producto de su propia elaboración, si bien con orientaciones ofrecidas por un adulto que lo oriente y acompañe en el armado.
El tren se está haciendo propio en cada encuentro, se está construyendo y decorando. con él iremos teniendo diferentes usos y tránsitos, un tren que primero se pueda palpar, sacudir, arrastrar, encastrar o colocarle objetos, para que pueda ir interiorizando todas las propiedades posibles…y de a poco, empezar a jugar con este tren, desde otro orden, darle espíritu lúdico, ponerle una voz, palabras…poco a poco empezar a simbolizar con él, a representarlo.
Que a lo largo de su trayecto, C. pueda ir desprendiéndose de la acción concreta para empezar a jugar simbólicamente, a hablar, a contar, a preguntar, a operar con el pensamiento… que el tren siga estando presente pero en otro plano, más allá de su presencia física o ausencia, y  no porque dé lo mismo…sino porque está interiorizado, representado, en su cognición, en su subjetividad…pero esto corresponde a una próxima estación, el viaje recién se inicia…

  

Sigamos Cristian!      

  

Autor: Claudia Balvedere

 

 

 

 

 

 

 

 

Presentación de “¿Qué es “lalengua”?”

El término lalengua es introducido por Jacques Lacan en su Seminario “Aun”, libro 20 en el año 1972-1973 El Seminario “Aun”, en francés “Encore” hay que entenderlo homofónicamente como el mismo Lacan invita a hacerlo: “En-corps”, “En cuerpo” en castellano, donde se pierde la homofonía. El Seminario XX presenta en la enseñanza de Lacan una revisión, un viraje, una producción de términos neológicos impactantes. El Seminario se sitúa en la perspectiva en la que Lacan se interroga sobre el goce. La inversión que mencionamos consiste en que antes en su enseñanza Lacan había situado al goce como secundario respecto del significante. El cambio del goce por el significante es un cambio fundamental por las consecuencias clínicas, pragmáticas y políticas que tiene para el psicoanálisis. Se puede seguir este cambio en “Los seis paradigmas del goce” de J. A. Miller. Lacan había recurrido a la lógica y a la gramática para tratar de dar cuenta de la sexualidad, del inconsciente y de la dirección de la cura. Esta orientación se produce entre los Seminarios “La lógica del fantasma” (14) y el Seminario “Aun” (20). En éste utiliza la lógica llamada cuantificada para dar cuenta de la diferencia de los sexos en su relación con el goce a partir de la llamada función F(x). Estos Seminarios se pueden nombrar como lo hace J.A.Miller como un período en el que Lacan apoya lo simbólico en la estructura lógica. Este período está para Miller incluido en período simbólico como se puede seguir en el curso “El ultimísimo Lacan” en el capítulo XIII, “Períodos en la enseñanza de Lacan”. En el Seminario “Aun” se inicia el período topológico con el nudo borromeo y el toro. Que el lector de “Lectura Lacaniana” se pueda orientar por el lugar que presenta la aparición del término lalengua en la enseñanza es fundamental. Para nosotros, siguiendo a J.A.Miller, Lacan en su última enseñanza invierte el privilegio que le daba al lenguaje. En la primera parte de su enseñanza, sobre todo en los “Escritos” privilegiaba el lenguaje ante la diversidad de las lenguas. En cambio, en el Seminario 20 privilegia las lenguas en lugar de la estructura del lenguaje. Siguiendo a Miller entonces, el Seminario “Aun” es donde situamos el comienzo de la última enseñanza de Lacan y en donde cuestiona la estructura del lenguaje.

Entonces, en lugar del inconsciente estructurado como un lenguaje, en lugar de esto lalengua, a partir de afirmar que no está para nada seguro que la lengua sirva para el dialogo. Al escribir lalengua con y en una sola palabra, sin distinguir el artículo y el sustantivo, indica con esa escritura que la lengua sirve para el goce y por lo tanto, el goce no comunica.

En “Aun” el lenguaje y su estructura aparecen como secundarios y derivados de lo que llama lalengua. Lalengua es la palabra antes de su ordenamiento gramatical y lexicográfico, separada por tanto del lenguaje.

Con esta condición, Lacan plantea una inclusión originaria y privilegiada del goce, en detrimento de la estructura y sus articulaciones, que nos abre el espacio actual en el que exploramos: el imperio de la no relación, de la disyunción del significante y del significado, del goce y del Otro, del hombre y de la mujer, bajo el modo de no hay relación sexual.

¿Por qué elegimos éste neologismo lacaniano para nombrar con una pregunta: “¿Qué es lalengua?”? una de nuestras secciones. Lo elegimos porque nos parece fundamental para investigar cuáles son las consecuencias clínicas y prácticas para la orientación lacaniana de semejante propuesta, a nivel de lo que modifica al psicoanálisis como práctica, a nivel de lo que podemos comprender y continuar de la ultimísima enseñanza de Lacan, a nivel de lo que se propone a partir de lalengua sobre las posibilidades de intervención del psicoanalista, a nivel de lo que podemos aprender de la práctica y la creación de la poesía, etc.

Para esto, hoy sólo agregaremos, unos párrafos que muestran cómo Miller en su curso “El ultimísimo Lacan” en el capítulo XVI “Lo visual” articula el pasaje en Lacan del lenguaje estructurado a lalengua.

En las próximas entregas ofreceremos cómo y en qué momento, o sea, en qué Seminario aparece el término lalengua. ¿Qué usos hace Lacan del mismo en diferentes Seminarios, antes y después del Seminario “Aun”? ¿Qué fenómenos subjetivos, en la experiencia analítica, en la poesía, podemos articular a lalengua? ¿Qué aporta lalengua a la práctica del fin de análisis, del pase como testimonio y como articulación con lo real?

Jacques, A, Miller  nos dice:

“Aquí debemos puntuar una separación, esta separación interviene cuando Lacan cambia de referencia, pasa del lenguaje estructurado como un lenguaje, es decir estructurado – es esto lo que pasa al primer plano cuando decimos inconsciente estructurado como un lenguaje, no nos interesamos más que en el inconsciente y el lenguaje, toda la cuestión es saber en qué el lenguaje está estructurado – por lo tanto, Lacan cambia de referencia: del lenguaje como estructurado a lalengua.
Allí se produce lo que llamaba una separación, especialmente con la última lección del Seminario XX titulado Aun – por eso databa de ese momento la última enseñanza de Lacan.

Podemos decir que, a partir de ese momento, Lacan hace uso de un nuevo elemento visual que es el de los nudos.
El uso de este nuevo elemento visual consagra el eclipse del orden simbólico, en su reflexión, al punto que lo simbólico, lo he señalado, se manifiesta en ellos como homogéneo a las otras dos dimensiones.

Lo culminante de esta nueva tentativa es el Seminario XXIII, El Sinthoma. El sinthoma aparece de este modo como la categoría clínica, si puedo decirlo, ligada a lo visual del nudo borromeo. Y en este Seminario, las cuestiones que relanzan la reflexión son cuestiones de arquitectura y de relación, podríamos incluso decir que la gran cuestión que trata este seminario con estos elementos visuales es: ¿en qué condiciones esto se mantiene unido? ¿Se mantiene unido de a tres? ¿Se mantiene unido de a cuatro? Tal es la búsqueda a tientas que se despliega allí.

He puesto aparte, ustedes lo saben, los dos últimos Seminarios, el XXIV y el XXV. Porque, en primer lugar, el XXIV introduce otra categoría clínica: luego del sinthoma, lo que Lacan llama la una – equivocación – es una traducción fonética del Unbewusst freudiano, si traducimos semánticamente, en función del sentido, decimos: el inconsciente, si traducimos fonéticamente, transcribimos, decimos: la una – equivocación (l´une-bévue) -, luego del sinthoma la una – equivocación.

En relación con la una –equivocación el sinthoma aparece como una macro unidad, que se desprende del inconsciente, sin duda, del inconsciente definido, en El Momento de concluir como la cara de real de aquello con lo que se está obstaculizado. Sería el testimonio, si hiciera falta, de que es sobre la vía del inconsciente real que Lacan avanza en su muy última enseñanza. Al punto en que lo veremos en determinado momento, por otra parte, que el amor le parece una bizarría, algo extraño; es decir que lo que orienta eso no es lo que yo llamaba en otra parte el inconsciente transferencial.

En relación con esta macro unidad, la una – equivocación es una micro unidad, que si seguimos la primera lección de L’insu que sait de l’une-bévue, incluye el acto fallido, y también el chiste e incluso el sueño.

Es decir, Lacan retoma, con este término, todos los fenómenos que habían atraído a Freud en su vía, en función de sus obras iniciales que son “La interpretación de los sueños”, “La psicopatología de la vida cotidiana”, El chiste y su relación con el Inconsciente”, en las cuales Lacan se apoyó en su primer impulso hacia la construcción del orden simbólico. Es lo que retomó en su Seminario V, como las formaciones del inconsciente, y luego distinguió en su Seminario XI, Los cuatro conceptos fundamentales, con el acento según el cual se trataba de tropiezos del orden simbólico. Esto implicaba, en esa época, que él pusiera por su parte esto, en oposición con el orden simbólico a la Lévi-Strauss. ¡Y bien! Con la Una-equivocación, estamos en la terminación de este movimiento comenzado en enero de 1964. Es decir que, con la una-equivocación, Lacan, que lo desarrolla poco en toda su última enseñanza, aísla algo como – hay que decir algo – una unidad constitutiva – en mis notas había escrito: constituyente, sí, había dudado entre estos dos términos – del inconsciente.
Es paralelo a lo que se puede decir de lalengua.
Con lalengua Lacan introdujo algo que iba más lejos que el lenguaje. Al menos en este sentido que, con respecto a lalengua, el lenguaje aparece como una elucubración de saber – y ya allí iba más lejos que el inconsciente estructurado como un lenguaje.

La une-bévue  [Acto fallido- chiste-Sueño]

Con esta unidad mínima que es la una-equivocación, lo que aparece como una elucubración de saber sobre la una-equivocación es el inconsciente. Es allí, me parece, donde reside el sentido a dar a este: más lejos que el inconsciente. Es que el inconsciente no aparece como un dato, sino como una elucubración que toma su punto de partida de un hecho extremadamente pequeño sobre el cual se han construido catedrales.
Por lo tanto, la muy última enseñanza de Lacan tiene el valor de un retorno, un retorno al hecho, un retorno a la cosa misma.
De la misma manera, allí donde Lacan hablaba de orden simbólico – reglándose en la estructura de lenguaje tal como se desprende de la lingüística, incluso si esta estructura él la trabajaba, la esculpía -, allí en su muy última enseñanza, se ocupa más del cuerpo de lo simbólico, que se llama lalengua. El cuerpo de lo simbólico tiene el lugar del orden simbólico.

Orden simbólico

Cuerpo de lo simbólico

El movimiento que yo llamaba de retorno, es por lo tanto un retorno más acá. Más acá de las elucubraciones. Y por lo tanto, es un discurso extremadamente mínimo el del muy último Lacan, extremadamente frágil, en una relación constante de vigilancia sobre sí mismo, siempre listo a captarse en el momento de la elucubración, para tratar de atenerse a la pureza de lo que ocurre, de lo que pasa.

De este modo comprendo por qué Lacan comienza su Seminario XXIV, L´Insu, con consideraciones sobre la identificación sobre la cual no volverá. He titulado este primer capítulo: “Ensayo de una topología de la identificación”, porque Lacan se propone ordenar los tres tipos de identificación distinguidas por Freud en su Massenpsychologie, su “Psicología de las masas”, o de las multitudes, en tres modos diferentes de inversión del toro. Pero se interesa en la identificación en tanto que, dice, se cristaliza en una identidad. Se interesa, me parece, en la medida en que la identidad no sería sino el producto de una identificación, y precisamente apunta a lo que hay antes de la identificación: si puedo decirlo, unidades pre identidad. De tal modo que la identidad, es una elucubración a partir de lo no identidad.
Y con respecto a esto, la cuestión habita a partir de los elementos visuales toda su última enseñanza: ¿es lo mismo? Cuando ustedes tienen en el pizarrón, figuras complejas, ¿es lo mismo? Es como poner en escena aquí la crisis de la identidad cuando se ha vuelto al más acá de la operación identificadora”

24 de noviembre de 2013                          Carlos Dante García

Tan Sujetos a lo inesperado

Partiendo de la frase de Pepe Biondi “¡Qué suerte para la desgracia!”, Daniel Millas nos lleva al encuentro con lo inesperado, con lo azaroso.
Cuando un paciente consulta viene con la queja, con el padecimiento de una situación que se repite y de la que quisiera salir, pero algo se resiste…Es difícil el encuentro con lo fortuito, con el imprevisto, con lo que escapa al sentido. La angustia y el síntoma vendrán cual brújula a seguir en el recorrido del análisis, guías privilegiadas en el camino  hacia la verdad, hacia lo singular en cada sujeto. Así  el encuentro con lo azaroso será un alivio para el sujeto en la mortífera repetición de lo mismo para que este encuentro sea una suerte,  ya no una desgracia.

Florencia Vidal Domínguez.


“¡Qué suerte para la desgracia!”. Con esta frase, el inolvidable Pepe Biondi solía finalizar algunas escenas en las que un acontecimiento inesperado desbarataba los planes que su personaje tenía previsto realizar. Dejaba entender de este modo, que su suerte en tanto se repetía siempre bajo la modalidad de la “desgracia”, más que azar era un destino ineludible. Nos resulta difícil aceptar lo azaroso, aquello que no es posible referir a otra cosa para lograr deducir qué es lo que lo produce. Se interpreta entonces el azar como un destino ya trazado y lo inesperado, leído desde esta perspectiva, se transforma finalmente en una repetición más de lo mismo.

Uno de los motivos de consulta al psicoanalista suele ser el padecimiento de esta repetición mortificante. Puede darse en el terreno del trabajo, de la amistad o en el del amor, pero el paciente dirá: “A mi siempre me pasa lo mismo”.

El psicoanálisis permite acceder a aquellas creencias inconscientes que determinan esa repetición de la que se queja el sujeto. La angustia es justamente la señal que indica la presencia de algo cuyo sentido se nos escapa. Está ligada a la noción freudiana de “trauma psíquico”, caracterizado por las huellas que deja un encuentro imprevisto con algo que no logra absorberse en el sentido común. Como lo demostró Freud, tampoco existe un trauma común, ya que para cada individuo lo traumático se inscribe en un contexto absolutamente único y singular, constituyendo la marca de lo más íntimo y desconocido del sujeto. A esta misma lógica responde el síntoma, considerado por el psicoanálisis como una formación propia de cada sujeto, cuya función es la de intentar conciliar esa singularidad con las reglas y valores que rigen en la comunidad donde vive.

La referencia a una causalidad biológica es solidaria con abordajes psicoterapéuticos que intentan reducir el síntoma a una norma de comportamiento común y previsible.

La experiencia analítica en cambio, le dejará saber a quién la atraviesa que el lazo amoroso se funda a partir de un punto de vacío irreductible. Es alrededor de ese vacío, transformado por el análisis en una potencia ligada al deseo, que se juega la chance de acceder a una nueva modalidad del amor. Lacan decía que estamos exiliados de toda posible complementariedad con el partenaire amoroso. Hay que elegir entonces y esa elección no está determinada por el destino, ni por la química del cerebro sino más bien abierta a la contingencia de los encuentros.

Digamos entonces que la experiencia analítica permite abrir la dimensión de lo contingente en la mortífera repetición de lo mismo. De esta manera alivia al sujeto del destino trazado por su neurosis volviéndolo responsable de sus actos y decisiones. Se trata de transformar lo inesperado en un acontecimiento que brinde la oportunidad de conectarse de otro modo con la vida y de asumir sin dramatismo lo que escapa a toda posible previsión. De estar en condiciones de decir simplemente: “¡Qué suerte!”.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/21-30437-2011-09-15.html

Seminario Anual del Vel. Violencia Estudios Lacanianos

 

Les recordamos a los miembros y participantes del Departamento de Estudios Psicoanalíticos sobre la Violencia, que el lunes 31 de marzo de 13:30 a 15:30 hs. tendrá lugar la primera clase del Seminario anual, por única vez el quinto lunes del mes debido al feriado del 24 de Marzo que se conmemora el día de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Luego retomares la actividad los meses subsiguientes respetando la frecuencia de segundos y cuartos lunes de cada mes.
 
Continuaremos el diálogo con La Violencia de Género desde el Psicoanálisis Lacaniano.
“Lazos sexuales del siglo XXI: Violencia de Genero y Femicidio”
La clase del Seminario estará a cargo de Carlos Dante García
Responsables: Ernesto Derezensky, Carlos Dante Garcia,Marcelo Marotta y Graciela Ruiz

 

Exposición de Arte Textil, “La Cateña en lo Andino”, de Jesús Casimiro.

Del 6 al 31 de marzo de 9 a 18 hs. en la delegación de la Casa de Salta, Av. Roque Sáenz Peña 933, PB, CABA, podemos disfrutar de la explosión de color y movimiento que nos propone Jesús Casimiro, exposición de Arte Textil, “La Cateña en lo Andino”. Visitas guiadas con el artista, los miércoles de 16 a 17 hs.

Jesús Casimiro, nació en 1968 en el legendario pueblo de Luracatao, departamento de Molinos, provincia de Salta.  Recibió sus primeras enseñanzas en este milenario arte textil del maestro Don Ignacio Morales, un vecino de la comunidad miembro de la Fundación San Pedro Nolasco. Años después, ya trasladado a la ciudad de Salta, perfecciono sus conocimientos con importantes maestros  como, por ejemplo, el reconocido Francisco Cruz. Más tarde se estableció en Buenos Aires donde se relacionó con los artistas del Centro Argentino de Arte Textil (CAAT). La originalidad del diseño, el dominio del color y el uso de diferentes texturas y técnicas logran en la obra de Jesús Casimiro la verdadera exaltación de la belleza. Así lo entendieron los distinguidos especialistas que en el año 2004 lo seleccionaron como único representante de la artesanía textil de nuestro país en la semana Argentina en Lille, Francia. En el marco del mismo acontecimiento expuso su obra y ofreció una clase magistral ante los más importantes galeristas y especialistas de salón Argentino de nuestra embajada. Jesús ha recibido importantes premios y participando de numerosas exposiciones en nuestro país y en el exterior. En Enero de 2009 formo parte de la feria internacional de turismo en Stuttgart, Alemania. En la actualidad podemos encontrarlo todos los días trabajando el telar en la Casa de Salta de Buenos Aires Capital Jesús Casimiro es hoy uno de los más reconocidos artesanos textiles de la Argentina.

Desde Lectura Lacaniana los invitamos a visitar esta exposición,  no tanto desde la perspectiva Freudiana, donde la obra significa algo,  quiere decir algo,  la obra misma tiene un sentido por descubrir, sino, siguiendo a  Lacan, quien aborda la obra de arte,  a lo largo de toda su enseñanza,  dejándose enseñar por lo que revela el montaje del cuadro sobre la representación del tema.

Jesús tiene varias etapas conceptuales del arte textil, representando la vida cotidiana de los animales salvajes, de la comunidad, pasando por el ambientalismo hasta la última etapa más de índole social donde refleja la protesta social, el consumismo, el materialismo, y de porque el hombre continúa contaminando y desforestando. Estilos abstractos, collage y una aproximación al objeto y a la escultura e instalaciones.

Rasgos todos ellos de la subjetividad hipermoderna que describe Jorge Assef en su libro, del mismo nombre, y que nos dice: “cada época desarrolla un tipo particular de discurso que atraviesa y construye la subjetividad de quienes la viven, consumimos o nos consumen.

Miller nos dice como la dictadura del plus de gozar, a saber, el objeto, incide directamente modificando ciertos valores tradicionales, devastando la naturaleza, dispersando lo que otrora era la familia y modificando los cuerpos.

El arte no satisface, genera agujeros y requiere de sedimentos.

Jesús Casimiro es un pintor, un artista plástico que optó por el telar para poder expresar las vivencias de esa tierra inmóvil a la que está unido ancestralmente por su arte.

http://www.jesuscasimiro.com.ar/

 

Presentación del libro de Silvia Hopenhayn “¿Lo leíste?” II Parte

Parte II: en esta entrega los libreros-lectores-escritores, leen algunos autores citados por Silvia, los que más les gustaron, los que coinciden, libro de libros, linkea, nos traslada a un nuevo escrito, una obra nueva. Libro de un lector para lectores. Le preguntan como se ordeno el libro; y la respuesta de Silvia fue: el orden se rige por el amor y el azar, amor por ciertos autores y el azar de las publicaciones, ordenamiento  al estilo de Rayuela, los de acá, los de aquí y los de allá  y los del mas allá.
Invitación a subrayar lo propio, singular, en la lectura de ¿Lo Leíste?
 
Angela Vitale
 
Natu Poblet: Quisiera leer cosas muy cortitas, de algunos autores citados por Silvia, con los cuales, por supuesto, coincido, y que además me parecieron definiciones tan exactas; son muy breves, no entra en contar anécdotas ni en contar nada, sino en decir de qué se trata cada cosa, ¿no? Dice, por ejemplo, no es el orden que Silvia puso: “Los objetos de valor pueden ser intercambiables a lo largo de la historia, primero fue el fuego, podría ser el oro, el petróleo o el agua en un futuro, lo que no varía demasiado, es la furia del hombre en su afán por adquirirlos. Como si en esa obtención, se pusiera en juego una conquista mayor, arrebatarle a la naturaleza su secreto, conseguir lo que veneran otros. Una de las novelas que mejor ha plasmado esa alevosa codicia es El Corazón de las Tinieblas, de Joseph Conrad”.
 
Sigue diciendo, hablando de otro autor, “El primer sentido que se despierta en los humanos es el del oído y lo primero que escuchamos es el latido de la madre, a partir de entonces, lo sonoro es una de las experiencias más tangibles, el mundo exterior es presidido por los sonidos que este emite, y según estudios prenatales, nos condicionan desde ese momento. Después de nacer, los estímulos se multiplican, los sentidos se azuzan y lo auditivo parece ocupar un segundo plano. Sin embargo, el ruido de fondo toxico, indiscernible, sobre todas las grandes ciudades sigue condicionando nuestro humor, Don Delillo es uno de los escritores norteamericanos actuales más versados en las dinámicas urbanas, con humor agudo y una perspicaz mirada sobre las relaciones íntimas, en su novela “Ruido de fondo”, revela el entramado de las formas de existir, en tiempos plagados de amenazas”.
 
Dice otra definición de un autor que adoro: “Rubén Fonseca, escritor brasilero, es un escritor callado, por tímido o cauto, que siempre anda con una mujer de la mano y un libro bajo el brazo. Su obra condensa la violencia, no sólo proveniente de la novela negra, sino también de la ebullición social brasileña. En sus novelas, los policías mueren, las mujeres también y sólo se salvan los diletantes”. Ya termino, ¡eh!
 
“Hay libros que parecen estar vivos, Pedro Páramo de Juan Rulfo es uno de ellos. Compuesto de voces, de murmullos que pululan como fantasmas interrumpidos, la historia flota ante nuestros ojos, como estacal en Páramo. Ellos son los habitantes de Comala, un pueblo en pena, arrasado por la violencia de su vida, Pedro Páramo, sabemos de sus acciones por lo que nos cuentan los otros, todos fueron abusados, de alguna manera, por su afán de poder y su pura maldad”.
 
Este cortito que está: “Luisa Valenzuela, pone la lengua sobre el tapete, o toda la carne en el asador, se juega en lo dicho, juega con el decir, jugoso es el sentido de su letra, en el susurro, en el silencio, en el grito”. Vamos al último pero intenso también, ¡cómo lo disfruto!: “En su blog, la escritora mexicana Margo Glantz, se describe de la siguiente manera: alta, jorobada, miope, lectora, enojona, impulsiva, viajera. De cada uno de los atributos se desprende una verdad elocuente, alta como visionaria, lo que ve es el derrumbe, los restos, tanto los sabrosos como los sedientos. Su altura se corresponde con la algidez de sus pensamientos, es noble, pero también jocosa. Toma de la cultura lo que duele y lo que es juego, sus libros de ensayo o sus ficciones, son como las cajas de tiempo de Andy Warhol, una lectura personal y caleidoscópica de la época”. (Aplausos).
 
Luis Mey: Yo no preparé nada, pero sí tenía pensado hablar de esto, que de a poquito este libro es una trampa, porque yo leí bastante de los libros sobre los que Silvia escribe; algunos no me gustaron, y otros me gustaron mucho. Y en igual medida, yendo a mi biblioteca, con algún resquemor, el libro de SIlvia me incentivó a volver a agarrar ciertas novelas, a ver por dónde iba, si ahora podía relacionarlas con alguna cosa, porque lo que tiene la escritura de Silvia, es que este es un libro, que como dije en Facebook, que es donde yo hablo de libros, este es un libro de libros de libros, o sea linkea tanto que tal vez leyendo una reseña, no digo una reseña porque es como despreciar, es una sensación o un nuevo escrito, una obra nueva respecto de tal autor.
 
Ella lo que hace es llevarte, tal vez, al Contrato Social, y de alguna manera terminas en cualquier otro libro, ese es el engaño, ¿no? O sea, nunca estás leyendo un escrito respecto de Nobokov porque terminas hablando de las mariposas y seguramente te terminás interesando en ello. Y así fue, no es que tengo mucho tiempo libre, pero, realmente me motivó a hacerlo. 
En el caso particular de nosotros, tal vez nos pinchó por el lado del fanatismo, no sólo por bueno, no sé Roa Bastos, que en su momento me hizo mucho ruido y hoy tal vez no me gusta, pero pasando por Melville que también me pareció genial lo que puso, sino también por simples fragmentos de algunos libros que no son más que eso, de repente hay un texto sobre Herzog, que te involucra en una historia que es infinita, y en dos páginas, porque es infinita respecto de su némesis. Y ella, en dos páginas terceriza totalmente la acción de narrar, así que no sé si es Silvia, es ella escritora, o Alicia detrás del espejo, tratando de armar un nuevo libro.
 
En ese sentido, no hay manera de que te quedes con el libro, solamente, sino que el plan y estoy seguro también adrede, es que vayas al texto y a los que lo acompañan, que pueden ser infinitos, ahí se pluraliza el libro, como dijimos antes, que no es el libro, sino ahí se transforma en los libros. Y al mismo tiempo no está hablando en ningún momento de él autor, está hablando de ella todo el tiempo, y no de ella sino de la escritora que cuenta su lectura, que tal vez ni siquiera encuentres en el texto original ¿no?
 
Tal vez eso es lo lindo de hablar de un libro, crear una nueva obra, porque la originalidad, por definición son pequeños cambios a lo existente, incluso lo dice el derecho, o sea que si hay un abogado por acá… (risas). Y el libro todavía puede, puede lograr eso, porque es un trabajo intelectual muy profundo, que aunque suena a pleonasmo, así como “policía corrupto”, como el policía de Vallejo, suena a lo mismo, una obra intelectual debería ser profunda.
 
Noemí Blank: de mi parte, lo único que quisiera agregar, es que también este es un libro escrito por una lectora: es un libro de un lector para lectores. Es un libro donde se nota el placer, donde se nota el tiempo compartido con los autores, con los personajes, es un libro donde dice: “Un día leí un libro y toda mi vida cambió” Dar con un libro es dar con una persona. Silvia deja de ser una escritora, para ser una persona que comparte con los demás lo que le hicieron sentir estos libros, si el libro transmite, todo lo demás pierde importancia, no importa si el escritor es argentino, si es latinoamericano, si es europeo, si su realidad es la nuestra o es otra diferente. Silvia nos da ganas de leer otra vez, y digo otra vez porque a mí me trajo autores que yo he leído con muchísimo placer hace muchos años. Y me dio ganas de volver a leerlos, nos trae otra vez las otras realidades, todos esos mundos que uno puede compartir, todas esas personas que uno puede ser y que nunca más van a permitir que uno esté solo, teniendo un libro en las manos y eso para mí es prodigioso, yo te lo agradezco. (Aplausos).
 
Francisco Offenhenden: Yo quería hacerte una pregunta, ¿cuándo aparecieron esas ganas o vocación de escribir sobre lo que leías, querer compartirlo?
 
Silvia Hopenhayn: Hay algo de la felicidad de los otros, que a uno se le cuela sin ninguna imposición. Yo veía ese malabarismo y esa felicidad que había en mi casa con las palabras, mi padre fue un gran traductor, fue el que tradujo para la revista Sur a varios ingleses, como Jonathan Swift, Viginia Wolf, Stevenson, y luego la colección Jackson que dirigía Bioy Casares. En esa traducción, en esa búsqueda de la palabra, para mí había un sentido esencial de lo humano. Muy pronto, sin saberlo, me di cuenta que éramos seres de lenguaje y que la imagen era un recurso, pero que la palabra nos hacía consistir. 
 
Por las noches, me leían El Quijote, un capítulo por vez, entonces para mí el ser humano era una especie de viajero en un mundo de gran palabrerío…
Ahora yo leo para otros. ¡Y con otros! Veo entre el público a varios lectores que participan de unos talleres de Lectura que realizo en mi altillo; con ellos yo misma gozo del despliegue tridimensional de la escritura, el momento en que aparece el texto, aparece la vida. Barthes decía que cuando leía, en los momentos más emocionantes de la lectura, levantaba la cabeza. Y recordaba esas pequeñas elevaciones.
A mí me pasa algo distinto; porque levantar la cabeza tiene algo de onanista, tiene algo de “es para mí”, “me nombra”, “me convoca”. A mí me dan ganas de abrir la boca y leer en voz alta o ponerme a escribir.
 
Obviamente es muy distinto lo que otros subrayan de lo que me puede llegar a mí, pero no importa, es lo que vos decías, quizás lo que escribo es, digamos una invención de lo que leo, pero igualmente es para otros, y es para que otros encuentren lo que quieran o no, o se vayan a otro texto. Pero hay algo de la relación que se juega en la lectura. Quizá, volviendo a mi padre, en mi caso la lectura empezó como un modo de relación. (Aplausos).
 
Francisco Offenhenden: Me interesa que cuentes cómo ordenaste este libro hecho de tantos textos publicados en el diario…
 
Silvia Hopenhayn: El orden se rige por el amor y el azar, como explico en el prólogo -¡que es un orden que en realidad recomiendo para toda la vida, el amor y el azar! Proviene de una cita de la obra de Marivaux “Los juegos del amor y del azar”, y en este caso es muy puntual, se trata del amor por ciertos autores y el azar de las publicaciones, porque así como por suerte hay libreros lectores, hay una azar en que se publiquen buenos libros (son los menos); de ese azar me nutro de libros para comentar en mis columnas del diario. Mezclo azar con amor y elijo un libro sobre el cual escribir. El ordenamiento lo tomé de Rayuela: así como en la novela de Cortázar está el lado de acá, y el lado de allá, cuando el personaje está en Buenos Aires y cuando está en París, en este libro están “Los de acá” que son los argentinos; “Los de aquí”, que son los latinoamericanos y  españoles, y “Los de allá”, en otras lenguas que el español, y al final, un agregado del género fantástico: “Los de más allá”, que son los libros sobre nubes, fantasmas, monstruos, etc. De lo más azaroso, como verán, pero también amoroso… y riguroso!
 
Francisco Offenhenden: Ahora sí, a ver la obra de Gordín, y brindar por la lectura…

 

Seminario EOL 2014- Programa y Cronograma

Problemas actuales para el psicoanálisis: nuevos síntomas-prejuicios del psicoanalista

Programa y Cronograma

La actividad de enseñanza de éste año va a recibir algunas modificaciones respecto de años anteriores. Se mantiene la grabación de las clases a cargo de Angela Vitale, integrante de la dirección de Lectura Lacaniana y del establecimiento de los resúmenes de las mismas que aparecen en la página cada semana de manera excelente.

Se mantiene la división de  las reuniones entre: clases teóricas- clases de reunión de presentación de casos y clases de conversación con invitados-

Se agrega que, algunas de las clases teóricas y/o de conversaciones con invitados aparte de tratar un tema específico, va a incluir un libro y/o una película para el tratamiento del tema.

Son 31 reuniones en total de Seminarios: 5 reuniones clínicas. 4 reuniones con invitados. 22 reuniones teóricas.

A continuación encontraran el cronograma de las clases y los temas de cada reunión, mencionadas las reuniones clínicas y las de invitados, sin mencionar quiénes son los que presentan casos y los invitados. Los temas están acompañados con algunos aspectos esenciales para ser desarrollado, con un libro de lectura o referencia recomendada y una o varias películas. Los textos específicamente psicoanalíticos van a ser presentados, los generales, en la primera reunión, los que acompañan, en cada una de las reuniones.

1/4/14 Presentación del Seminario y plan a desarrollar: ¿A qué llamamos problemas actuales del psicoanálisis? ¿Cuáles serían los prejuicios morales, epistémicos, pragmáticos y políticos de los psicoanalistas? “La clínica psicoanalítica es una manera de interrogar las creencias clasificatorias de una sociedad” (Laurent)

8/4/14 La subjetividad en la híper -modernidad: los síntomas según las épocas- ¿Qué es un síntoma social? La adicción como síntoma social- como síntoma individual- como síntoma analítico- De “todos toxicómanos- a “soy adicto”- a “no sé qué soy”- película: “Shame”- “Deseos culpables”- Libros: “El que tiene sed” de Abelardo Castillo y/o “La ley de la ferocidad” de Pablo Ramos

29/4/14 La adicción en Freud, en Lacan, en la Orientación Lacaniana- Algunas precisiones de J.A.Miller- Eric Laurent- Hugo Freda- La adicción como suplencia: cuando sí, cuando no- Referencias: EL Otro que no existe y sus comités de ética.

6/5/14: Alcance de los prejuicios morales del psicoanalista- Interpretaciones que juzgan- las interpretaciones que no juzgan- La interpretación del analizante. Los juicios morales en los casos de Freud- Los juicios morales en Lacan. Los juicios morales de la época empujan a los psicoanalistas. Referencia: “Sutilezas analíticas”

13/5/14: Caso clínico-

20/5/14: La época de la fascinación de la imagen- Incidencia en la subjetividad: el cambio en la imagen en la histeria: cambios en el narcisismo, la posición paranoide en la histeria- un nuevo cuerpo- Incidencia en la neurosis obsesiva: el culto al cuerpo y la depresión-

27/5/14: “Chicago” y “La Reina” – Los cambios en el campo escópico en la histeria y la obsesión: solo vale aquello que puede ser visto- El reino de la imagen. Los problemas para la “asociación libre.”

3/6/14- La construcción de la subjetividad- prevalencia de la imagen: particularidades del amor a partir de la imagen. “La cultura del narcisismo” (Christopher Lasc)

10/6/14- Invitado-

17/6/14-Caso clínico-

24/6/14 Las subjetividades llamadas des-brujuladas y las nuevas: falta de lugar: la histeria clásica y la hipermoderna. “Apocalipsis Now” y las tres sagas de “Matrix”. Los problemas morales en los héroes de las películas y los problemas morales de los psicoanalistas: “Batman”, “Wall Street”, y “La caída del imperio americano”- “Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica” y “Proposición del 9 de octubre.”

1/7/14: La subjetividad del inconsciente freudiano y la subjetividad del mercado. La subjetividad de los finales de la época victoriana; la subjetividad del empuje al consumo y la subjetividad en latino América. Los síntomas freudianos: los conflictos entre la pulsión y el ideal del yo- Los síntomas sin conflictos: el síntoma del Otro y el empuje al consumo- Los síntomas como sinthome. “Pulp fiction” y “El diablo se viste a la moda”-  Conferencia de Eric Laurent: “patologías de la identificación en los lazos familiares y sociales” (Grama Buenos Aires, 2007)

8/7/14 Las subjetividades de la droga. “Shame”- “Réquiem para un sueño”

15/7/14: Caso clínico

RECESO VACACIONES DE INVIERNO

5/8/14 El tiempo en las subjetividades freudianas. Los tiempos construidos por Freud. Los tiempos en la erótica lacaniana, en la histeria, obsesión y fobia. Algunas particularidades del tiempo en las psicosis. El tiempo en la subjetividad hipermoderna: “¡Más temprano!”, “¡Más rápido!”Más rápido!”Más nuevo!” Texto de Fernández blanco: “El capitalismo pulsional”

12/8/14 El cuerpo en las subjetividades freudianas- El cuerpo en los momentos de la elaboración de Lacan. El cuerpo en las subjetividades hipermodernas. Brousse. M, “Cuerpos lacanianos: novedades contemporáneas sobre el estadio del espejo”. Almodovar “Paty Difusa”

19/8/14: Invitado

26/8/14: Los nuevos síntomas sexuales: las sexualidades “diversas”: la labilidad de las identificaciones sexuales y sus variaciones en el llamado lesbianismo, la homosexualidad masculina, etc. Los nuevos lazos sexuales. “El lobo de Wall-Street”.

2/9/14: La desorientación sexual y la orientación pulsional. Nuevas ideas para un Congreso sobre la sexualidad femenina y masculina. ¿Porqué las teorías freudianas y lacanianas sobre la sexualidad no son ambientalistas?

9/9/14: Caso clínico.

16/9/14: Los cisgéneros y los transgéneros. Los cross-dressing y los genderqueer. La caída de los semblantes seguros de la elección del sexo: la ginefilia y la ginemimetofilia. “La vida de Adele”

23/9/14: Las orientaciones del análisis y su final: modificación del yo- atravesamiento del fantasma- identificación al síntoma- sinthome. Los fenómenos clínicos en cada caso. ¿Hay un más allá de estos finales? “La caza”

30/9/14: Invitado

7/10/14: Los problemas actuales de las interpretaciones psicoanalíticas: la lectura lacaniana: el significante o la letra. Las divisiones de los lacanianos y los síntomas de los psicoanalistas. “La mujer del chatarrero”

14/10/14: Los problemas clínicos de las anorexias modernas. La anorexia en los momentos de la enseñanza de Lacan. ¿Todos los caminos conducen al rechazo del Otro? “Gia”

21/10/14: Los síntomas modernos en relación al falo: el trabajismo, la militancia, el psicoanálisis, la performance sexual, la de presión de y en la época. “Blue Jasmine” Bernardo Bertolucci en “Un amor en las antípodas”  (en verdad Besieged, “Asediada”)

28/10/14: Caso clínico.

4/11/14: Lo que orienta al analista de la orientación lacaniana: el modo de gozar de cada analizante. “La ladrona de libros”

11/11/14: Invitado.

18/11/14: ¿Qué felicidad ofrece el psicoanálisis? “El gran dictador”- “La playa”

25/11/14: Reunión de cierre y festejo.

Programa Seminario EOL 2014

Problemas actuales para el psicoanálisis: nuevos síntomas-prejuicios del psicoanalista-

Dictado por: Carlos Dante García:     garciacarlosdante@gmail.com   teléfono: 1536087514

www.lecturalacaniana.com.ar

Fecha de inicio: 1 de abril de 2014

Duración: anual

Frecuencia: semanal

Lugar: Callao 1033 5To. Piso       Escuela de la Orientación Lacaniana

Horario: martes 17,45 a 19,00 horas.

PROGRAMA Y CRONOGRAMA

La actividad de enseñanza de éste año va a recibir algunas modificaciones respecto de años anteriores. Se mantiene la grabación de las clases a cargo de Angela Vitale, integrante de la dirección de Lectura Lacaniana y del establecimiento de los resúmenes de las mismas que aparecen en la página cada semana de manera excelente.

Se mantiene la división de  las reuniones entre: clases teóricas- clases de reunión de presentación de casos y clases de conversación con invitados-

Se agrega que, algunas de las clases teóricas y/o de conversaciones con invitados aparte de tratar un tema específico, va a incluir un libro y/o una película para el tratamiento del tema.

Son 31 reuniones en total de Seminarios: 5 reuniones clínicas. 4 reuniones con invitados. 22 reuniones teóricas.

A continuación encontraran el cronograma de las clases y los temas de cada reunión, mencionadas las reuniones clínicas y las de invitados, sin mencionar quiénes son los que presentan casos y los invitados. Los temas están acompañados con algunos aspectos esenciales para ser desarrollado, con un libro de lectura o referencia recomendada y una o varias películas. Los textos específicamente psicoanalíticos van a ser presentados, los generales, en la primera reunión, los que acompañan, en cada una de las reuniones.

1/4/14 Presentación del Seminario y plan a desarrollar: ¿A qué llamamos problemas actuales del psicoanálisis? ¿Cuáles serían los prejuicios morales, epistémicos, pragmáticos y políticos de los psicoanalistas? “La clínica psicoanalítica es una manera de interrogar las creencias clasificatorias de una sociedad” (Laurent)

8/4/14 La subjetividad en la híper -modernidad: los síntomas según las épocas- ¿Qué es un síntoma social? La adicción como síntoma social- como síntoma individual- como síntoma analítico- De “todos toxicómanos- a “soy adicto”- a “no sé qué soy”- película: “Shame”- “Deseos culpables”- Libros: “El que tiene sed” de Abelardo Castillo y/o “La ley de la ferocidad” de Pablo Ramos

29/4/14 La adicción en Freud, en Lacan, en la Orientación Lacaniana- Algunas precisiones de J.A.Miller- Eric Laurent- Hugo Freda- La adicción como suplencia: cuando sí, cuando no- Referencias: EL Otro que no existe y sus comités de ética.

6/5/14: Alcance de los prejuicios morales del psicoanalista- Interpretaciones que juzgan- las interpretaciones que no juzgan- La interpretación del analizante. Los juicios morales en los casos de Freud- Los juicios morales en Lacan. Los juicios morales de la época empujan a los psicoanalistas. Referencia: “Sutilezas analíticas”

13/5/14: Caso clínico-

20/5/14: La época de la fascinación de la imagen- Incidencia en la subjetividad: el cambio en la imagen en la histeria: cambios en el narcisismo, la posición paranoide en la histeria- un nuevo cuerpo- Incidencia en la neurosis obsesiva: el culto al cuerpo y la depresión-

27/5/14: “Chicago” y “La Reina” – Los cambios en el campo escópico en la histeria y la obsesión: solo vale aquello que puede ser visto- El reino de la imagen. Los problemas para la “asociación libre.”

3/6/14- La construcción de la subjetividad- prevalencia de la imagen: particularidades del amor a partir de la imagen. “La cultura del narcisismo” (Christopher Lasc)

10/6/14- Invitado-

17/6/14-Caso clínico-

24/6/14 Las subjetividades llamadas des-brujuladas y las nuevas: falta de lugar: la histeria clásica y la hipermoderna. “Apocalipsis Now” y las tres sagas de “Matrix”. Los problemas morales en los héroes de las películas y los problemas morales de los psicoanalistas: “Batman”, “Wall Street”, y “La caída del imperio americano”- “Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica” y “Proposición del 9 de octubre.”

1/7/14: La subjetividad del inconsciente freudiano y la subjetividad del mercado. La subjetividad de los finales de la época victoriana; la subjetividad del empuje al consumo y la subjetividad en latino América. Los síntomas freudianos: los conflictos entre la pulsión y el ideal del yo- Los síntomas sin conflictos: el síntoma del Otro y el empuje al consumo- Los síntomas como sinthome. “Pulp fiction” y “El diablo se viste a la moda”-  Conferencia de Eric Laurent: “patologías de la identificación en los lazos familiares y sociales” (Grama Buenos Aires, 2007)

8/7/14 Las subjetividades de la droga. “Shame”- “Réquiem para un sueño”

15/7/14: Caso clínico

RECESO VACACIONES DE INVIERNO

5/8/14 El tiempo en las subjetividades freudianas. Los tiempos construidos por Freud. Los tiempos en la erótica lacaniana, en la histeria, obsesión y fobia. Algunas particularidades del tiempo en las psicosis. El tiempo en la subjetividad hipermoderna: “¡Más temprano!”, "¡Más rápido!"Más rápido!"Más nuevo!” Texto de Fernández blanco: “El capitalismo pulsional”

12/8/14 El cuerpo en las subjetividades freudianas- El cuerpo en los momentos de la elaboración de Lacan. El cuerpo en las subjetividades hipermodernas. Brousse. M, “Cuerpos lacanianos: novedades contemporáneas sobre el estadio del espejo”. Almodovar “Paty Difusa”

19/8/14: Invitado

26/8/14: Los nuevos síntomas sexuales: las sexualidades “diversas”: la labilidad de las identificaciones sexuales y sus variaciones en el llamado lesbianismo, la homosexualidad masculina, etc. Los nuevos lazos sexuales. “El lobo de Wall-Street”.

2/9/14: La desorientación sexual y la orientación pulsional. Nuevas ideas para un Congreso sobre la sexualidad femenina y masculina. ¿Porqué las teorías freudianas y lacanianas sobre la sexualidad no son ambientalistas?

9/9/14: Caso clínico.

16/9/14: Los cisgéneros y los transgéneros. Los cross-dressing y los genderqueer. La caída de los semblantes seguros de la elección del sexo: la ginefilia y la ginemimetofilia. “La vida de Adele”

23/9/14: Las orientaciones del análisis y su final: modificación del yo- atravesamiento del fantasma- identificación al síntoma- sinthome. Los fenómenos clínicos en cada caso. ¿Hay un más allá de estos finales? “La caza”

30/9/14: Invitado

7/10/14: Los problemas actuales de las interpretaciones psicoanalíticas: la lectura lacaniana: el significante o la letra. Las divisiones de los lacanianos y los síntomas de los psicoanalistas. “La mujer del chatarrero”

14/10/14: Los problemas clínicos de las anorexias modernas. La anorexia en los momentos de la enseñanza de Lacan. ¿Todos los caminos conducen al rechazo del Otro? “Gia”

21/10/14: Los síntomas modernos en relación al falo: el trabajismo, la militancia, el psicoanálisis, la performance sexual, la de presión de y en la época. “Blue Jasmine” Bernardo Bertolucci en “Un amor en las antípodas”  (en verdad Besieged, “Asediada”)

28/10/14: Caso clínico.

4/11/14: Lo que orienta al analista de la orientación lacaniana: el modo de gozar de cada analizante. “La ladrona de libros”

11/11/14: Invitado.

18/11/14: ¿Qué felicidad ofrece el psicoanálisis? “El gran dictador”- “La playa”

25/11/14: Reunión de cierre y festejo.